NEGÓ AJUSTE

Guzmán descartó una reforma laboral: los ejes de su discurso frente a la CGT

El ministro de Economía acudió a la central obrera para explicar el acuerdo con el Fondo. Reconoció que existe "un montón de presión" para implementar un ajuste, pero reaseguró que apostará por "la producción y el trabajo".

Aunque el paisaje le fuera extraño, el ministro de Economía, Martín Guzmán, se llevó un cerrado aplauso al cabo de la exposición de los lineamientos sobre los que sustentará el acuerdo negociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su visita a la Confederación General del Trabajo (CGT), cuyo consejo directivo garantizó apoyo a las gestiones frente al organismo multilateral de crédito, mientras se mantenga la promesa de no ajustar los bolsillos de los asalariados, ni proponer reformas laborales que puedan conculcar derechos.

Distendido, con la camisa arremangada y en el tipo de conversación que mejor le sienta -la que tiene un profesor delante de sus alumnos- el titular del Palacio de Hacienda acudió a llevar tranquilidad a la central obrera, recientemente unificada, y dio a conocer a los sindicalistas las condiciones con las que se negocia sobre la hora un nuevo programa que permita repagar los u$s 44.500 millones girados a la Argentina durante la presidencia de Mauricio Macri.

A días de una nueva misión argentina a Washington destinada a consensuar las premisas básicas con el staff técnico del Fondo, Martín Guzmán mantuvo una reunión a puertas cerradas con el consejo directivo de la CGT, a la que se plegó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni. 

Por cerca de 45 minutos, buscó garantizar que la senda de reducción del déficit fiscal que se prepara para 2022 será gradual, sin provocar grandes cimbronazos en los sectores de la economía a la que se retirarán subsidios.

Acuerdo con el FMI y economía: por que los empresarios no coinciden con el Gobierno

Al caer la tarde, Guzmán compareció en el auditorio Felipe Vallese, del primer piso del edificio ubicado en la calle Azopardo, y allí insistió en que el acuerdo que se selle se realizará sobre los supuestos de un crecimiento económico que permita cumplir con un nuevo cronograma de pagos, y que no será condicionante del desarrollo.

"Hay un montón de presión para que la Argentina tenga un programa de ajuste", advirtió el funcionario a cargo de la negociación.

El ministro también dio algunos esbozos de lo que será el proyecto de ley que enviará en días más al Congreso para fijar un Programa Plurianual con metas para reducir el gasto, con proyecciones positivas en materia de inversión privada y exportaciones.

Apoyado por diapositivas, Guzmán habló de la volatilidad que atraviesa la economía argentina, y defendió los planes del Ejecutivo para controlar las principales variables de la economía. 

Prometió "fortalecer el mercado interno", una senda de crecimiento del ingreso de divisas a través de las exportaciones, y refutó cualquier posibilidad de aplicar una reforma de corte laboral. "La palabra ajuste no forma parte del plan de este Gobierno", habría dicho, de acuerdo a los comentarios que comentaron los oyentes a la salida.

"No vamos a firmar un ajuste porque sería impedir la recuperación económica", dijo Guzmán en la CGT.

Después de escuchar al ministro, los dirigentes tomaron la palabra para insistir en la imposibilidad de acompañar cualquier propuesta que implique ajuste. "Acá, en la Argentina, no va a haber ninguna reforma, ni ajuste, y el acuerdo que se establezca con el Fondo va a ser para que el país crezca", dijo el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, al dejar la sede cegetista. El dirigente, como otros representantes de los trabajadores, evitaron ventilar posibles fechas para la firma de un acuerdo, que deberá pasar inexorablemente por el Congreso de la Nación para su debate y aprobación.

"Se está negociando para tener políticas públicas que sean nuestras y que permitan tranquilizar la economía", agregó el titular de Hacienda.

Entretanto, el empresariado sigue sosteniendo la necesidad de avanzar cuanto antes en un acuerdo que calme a los mercados financieros, impacientes con la dilación del cierre, que solo agrega más incertidumbre y volatilidad.


Tags relacionados

Comentarios

  • CG

    Carlos Giusti

    02/12/21

    Este Señor quiere ponerse el traje de político argentino y en consecuencia miente o de economista no tiene nada. Como podemos continuar con las formas de trabajo de hace más de 60 años? El mundo ha evolucionado, nuestros sindicalistas no, solo les importa seguir viviendo a costilla de sus representados. La afiliación debe ser voluntaria y las obras sociales no pueden seguir bajo la órbita del sindicalismo ya que solo se logra el enriquecimiento de los sindicalistas. A ellos no les importa la informalidad y a un gobierno inmoral y corrupto tampoco. El país sigue en bajada con toda esta gente incapaz dirigiéndolo.

    0
    0
    Responder
  • AF

    Albertomov Fig

    02/12/21

    Solo habla para la tribuna. Es un panqueque gigante sin personalidad. Solo toma la guitarra y sarasea. Un fiasco este muchacho.

    0
    0
    Responder
  • DNO

    Diego Navarro Ocampo

    02/12/21

    el rey de la sarasa. Asi nos va, y la que se viene!! En Peronia se hace TODO mal, los resultados.. a la vista! Solo hay que mirar el historial del pais para ver como los unicos que han crecido y llenado sus bolsillos son los politicos, sindicalistas y empresarios (??) aliados del poder.

    0
    0
    Responder
  • FS

    Fernando Sayavedra

    02/12/21

    Si quieres resultados diferentes no hagas siempre lo mismo.

    0
    0
    Responder
  • JP

    julian perez

    02/12/21

    sarasa sarasa sarasa sarasa sarasa

    0
    0
    Responder