EMBESTIDA JUDICIAL

El ministro de Justicia acusó a la Corte Suprema de entrometerse y "hacer política"

Martín Soria fue al Congreso a defender el proyecto oficialista de reforma del Consejo de la Magistratura, y allí empleó duros términos para con los cortesanos, un día después de que negaran a Cristina Kirchner todos los recursos presentados para evitar ir a juicio por corrupción.

El ministro de Justicia, Martín Soria, aseguró que "es necesario que avancemos de una buena vez en sancionar y ponerle fin a este entuerto que ha generado la Corte Suprema" en torno al Consejo de la Magistratura, al exponer en un plenario de comisiones de la cámara de Diputados para defender el proyecto impulsado por el oficialismo.

Soria sostuvo que el proyecto de reforma al Consejo sancionado por el Senado y bajo estudio de la cámara baja en estas horas "es inobjetable", y afirmó que la iniciativa "no excluye la representación de ninguna instancia judicial y garantiza la armonía y el equilibrio entre cada uno de los estamentos" del organismo, aunque el texto explícitamente deja afuera a los jueces supremos del órgano encargado de administrar el presupuesto judicial, y promover la selección, sanción y remoción de magistrados.

La comparecencia del ministro a cargo de las relaciones institucionales entre el Poder Ejecutivo y la judicatura, que atraviesan un pésimo momento, llegó un día después de que el máximo tribunal de justicia de la Argentina denegara 12 recursos presentados por la vicepresidenta Cristina Kirchner para desarticular la causa que se le sigue por presunta corrupción y administración fraudulenta, acusada de direccionar la obra pública de Vialidad Nacional a favor del empresario Lázaro Báez

Con la denegación de los recursos, los supremos Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda dejaron vía libre para que la vicepresidenta sea llevada a juicio.

La Corte Suprema rechazó los planteos de Cristina y sigue el juicio por asociación ilícita

Según el ministro, el fallo de la Corte Suprema que devolvió la vigencia de una ley derogada del Consejo de la Magistratura fue "una intervención política y no jurídica" para "meterse por la ventana" en el organismo.

El ministro Martín Soria visitó el edificio anexo de la Cámara de Diputados y defendió la iniciativa oficialista.

"Si quieren hacer política, que se saquen la toga como hacemos cada uno de nosotros en nuestras ciudades", afirmó Soria, al señalar que "hay una ley que le impide a los magistrados actual en política".

Tras la exposición del ministro, el oficialismo continuará en la búsqueda de consensos para conseguir la aprobación del proyecto, ya que de acuerdo con el escenario que se dio en la votación del Senado no le alcanza con los diputados propios para avanzar con el dictamen y la consecuente votación en el recinto.

En ese marco, el Frente de Todos, con sus 118 miembros, podría sumar como aliados a los cuatro integrantes del interbloque Provincias Unidas, al santacruceño de SER Jorge Vidal y uno o dos votos más, número insuficiente en pos del objetivo de reunir el quórum de 129 diputados para habilitar el inicio de una sesión.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios