Entrevista

Daniel Pelegrina: "La falta de señales claras hace mal a la economía y no alienta la inversión"

En diálogo con El Cronista, el titular de la Sociedad Rural anticipó que posición planteará el sector que lidera en la primera reunión de la mesa de la alimentación convocada para hoy.

Desde comienzos de año, el campo estuvo más de una vez en la tapa de los diarios, primero por el cierre de exportaciones de maíz, luego el precio de la carne y la virtual amenaza de suba de retenciones. Horas antes de participar de la primera reunión de la mesa de la alimentación, Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), recibió en su despacho a El Cronista y planteó los desafíos del sector ante esta nueva convocatoria.

¿Con qué expectativas irá a la reunión de la mesa de alimentos?

El martes el ministro Basterra convocó a la Comisión de Enlace para un contacto con el viceministro, Jorge Solmi, a quien conocemos, y el segundo punto fue decirnos que convocaban para el jueves a una reunión en el marco del Consejo Económico y Social (CES) por la formación de precios y la seguridad alimentaria. Todavía no hay precisiones, veremos qué se plantea.

Hubo rucho ruido con el Gobierno este verano. ¿Cuál es el clima con el Ejecutivo?

El diálogo es fluido, nos convocan y vamos. Tenemos la disponibilidad de contribuir como lo hemos hecho con propuestas. Es nuestro trabajo pero quienes gobiernan, y lo tenemos claro, son los que ganan las elecciones, tienen la administración del poder y son ellos los que tienen que dar las señales claras que nosotros reclamamos.

¿El Gobierno tiene una mirada ideológica del campo?

Bueno, tenemos claro que cuando se conformó la actual coalición de gobierno y ganó las elecciones tenía un universo interno de miradas muy distintas. Vemos que hay muchos gobernadores o el peronismo federal que entienden, porque lo entienden con el bolsillo, la dinámica que da el sector agroindustrial en el interior del país y otra gente, que por ahí....

Lo mira desde Buenos Aires...

Sí, lo miran desde Buenos Aires pero no sólo eso, ya practicó políticas erradas hacia el sector y de alguna manera, tienen esa mirada ideológica. Hubo una confrontación en 2008 que todavía tiene sus consecuencias y esa mirada también está en la coalición de gobierno. Esta puja es permanente y es la que nos tiene en estas señales tan erráticas, que le hace mal a la economía y no alienta la inversión.

Hubo una confrontación en 2008 que todavía tiene sus consecuencias y esa mirada también está en la coalición de gobierno

Hay todo un debate sobre los formadores de precios. ¿La Mesa de Enlace propone bajar el IVA a los alimentos?

Ese tema fue motivo de la última controversia con el Gobierno y de la convocatoria que hizo el Presidente, y ahí explicamos nuestra participación en la formación de precios. La propuesta la veníamos trabajando desde la Comisión de Enlace y Federación Agraria tenía una propuesta más avanzada sobre la eliminación del IVA en la Tarjeta Alimentaria. El camino es subsidiar a quien más lo necesita en una Argentina bien complicada en términos de pobreza y alimentación, no a todo el consumo. Vemos con buenos ojos ese camino pero en la reunión con el Presidente, se atajó con eso.

¿Por el costo fiscal?

Sí, pero más o menos. Este año, habrá menor volumen de cosecha por el clima pero se tonificaran los precios. Esto hace que haya de 3500 a 3800 millones de dólares más en las arcas del Estado de lo que tenía previsto y presupuestado, sólo en concepto de retenciones. Hay tela por dónde cortar. Por otro lado, el Gobierno de alguna manera está subsidiando combustibles, gas y otras cuestiones. Entonces para algunos hay posibilidades de sostener y para otros no. Nosotros sostenemos que con el gas, el combustible y con todo hay que hacer la misma política, subsidiar al que más lo necesita y no generalizar porque eso ya está probado que no funciona.

En 2020 la exportación de granos marcó el segundo mayor volumen de la historia

En el mercado de carnes también hubo aumentos importantes. ¿Qué es lo que empuja los precios?

En su formación de precios el mercado de carnes tiene mucha transparencia. En el mercado de Liniers hay una oferta muy amplia y diversificada, no hay monopolio, habrá productores más grandes y más chicos pero una jaula o media jaula llega siempre y de miles de productores. Lo mismo los compradores, van muchos carniceros del conurbano bonaerense, frigoríficos chicos y grandes, hay verdaderamente una puja y una formación de precios, de la cual somos ajenos. Y dentro de eso está la dinámica de los mercados, que tiene que ver con retrasos por clima, relaciones de insumo-producto, porque en esto está jugando el precio del maíz hacia el negocio de feedlot y entonces se para un poco ese negocio y hay menos oferta. Ha pasado un poco eso y confluyen muchos factores. 

Exportaciones de carne: el negocio que siguió creciendo pese a la crisis

¿Y qué se puede esperar en las próximas semanas?

Hay muchas cuestiones de fondo que también las hablamos con el Presidente y hubo una propuesta de Solá, que volvió a sacar un proyecto suyo, el famoso "Corte por lo Sano", que tiene que ver con esto. Hoy tenemos la carne que se puede exportar y que tiene trazabilidad para exportación y la que no se puede exportar, que es mucho más. Y eso tiene que ver con el sistema de corte de carnes, que es del 1800, donde van calientes las medias reses y eso impide que mucha de esa carne, que tiene calidad exportadora se pueda exportar. Y recordar la complementación entre los cortes que se exportan y lo que se consume en el país. Así, cuanto más se produce para exportación, más carne se produce para nuestro mercado, y como siempre decimos, si hay más tiene que tender a ser más barato.

¿Y qué falta para eso?

Decisión política. Han pasado varios gobiernos desde que Felipe Solá hizo esa propuesta y todavía no se avanzó, se hizo algo en el gobierno de Macri pero tampoco se pudo avanzar mucho.

¿En qué consiste básicamente la propuesta?

Mayores controles en los frigoríficos, parte de esto tiene que ver con la venta en negro, e inversiones en frío y en procesos de faena, que eso es fácil, no hay demasiado arte. Y por supuesto, trazabilidad y control de sanidad, en este caso del Senasa, para garantizar para exportar lo mismo que tiene que garantizar a los argentinos, que la carne está buena. 

¿Cuánto aportará el campo en divisas y retenciones este año?

Estimamos u$s 37.600 millones de exportaciones en granos, después hay que sumarle unos u$s 3000 millones en carnes y de lácteos son unos u$s 1100 millones, en total casi u$s 42.000 millones de los rubros principales y las economías regionales puede aportar también su parte. Eso sería alrededor de u$s 9000 millones en derechos de exportación. Estas cifras están aportando mejoras de más de u$s 10.000 millones respecto del año anterior.

Estimamos que este año se generarán divisas por u$s 37.600 millones de exportaciones en granos, unos u$s 3000 millones en carnes y u$s 1100 millones de lácteos

En cuanto al ingreso neto de divisas, el campo por supuesto, es el primer ingresante neto de divisas del país con u$s 30.782 millones según nuestros datos. El que le sigue es la minería pasa a u$s 2600 millones, después el gas y el turismo con muy poco, y luego empieza a ser todo negativo, especialmente algunas industrias como la automotriz con un déficit de u$s 4000 millones.

Aún no se avanza en el acuerdo con el FMI. ¿La deuda será un tema relevante en los próximos meses?

Tenemos un problema histórico con la deuda, evidente, pero me parece que el problema, en el fondo, es un tema de confianza en nosotros mismos. Tenemos un PBI o más reservado entre inversores privados, empresas y familias, cada uno que puede ahorrar un dólar lo guarda. Hay un problema de confianza.

¿Puede complicarse la situación sin acuerdo con el FMI?

Claramente, el riesgo país en 1500 puntos es reflejo de que hacia adelante, el horizonte en la economía y en la política, no es promisorio. Los mensajes son fundamentales para generar esta confianza. Se lo hemos dicho al Presidente, un Vicentín contrarrestra cualquier cosa que pueda hacerse.

¿Hay temor en el sector a que aumenten las retenciones al trigo, al maíz o la carne?

Dejamos la última reunión por lo menos con el compromiso de que no iban a hacerlo. La confianza la tienen que generar ellos, nosotros estamos siempre alertas porque sabemos que hay dificultades. El Gobierno entendió que cualquiera de estas políticas no le traería mayor recaudación.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios