Exportaciones

Con el nuevo dólar soja se esperan más divisas de las acordadas, ¿por qué es un vaso con agua hasta la mitad?

Alcanzará para cumplir con las metas de reservas y fiscal, a cuenta de lo que podría entrar el año próximo.

En esta noticia

La segunda edición del dólar soja es un vaso con agua hasta la mitad. La mitad llena es que, en apenas tres días, la exportación liquidó 1 millón de toneladas de los 5 millones que debe vender hasta el 30 de diciembre para garantizar el piso de u$s 3000 millones. 

La mitad vacía es que ese millón de toneladas representa el 40% de las ventas de los primeros tres días del dólar soja 1. Según estimaciones privadas, el tipo de cambio a $ 230 arrimaría entre u$s 3500 y u$s 4000 millones en esta ocasión, contra los más de u$s 8000 millones de la primera ronda.

Metas con el FMI: el dólar soja cierra 2022, cuáles son los factores que condicionan 2023

Alerta por sequía y "ola de calor": vuelven a bajar las perspectivas de ingreso de dólares

Existen distintos argumentos para que el Gobierno sea optimista respecto del éxito de esta medida. Una fuente oficial mencionó aquellos que condicionarán el ingreso de divisas futuro: por la sequía que ya reduce la cosecha de trigo y condicionará la siembra de soja, maíz y otros cultivos en la próxima campaña, los productores deben hacerse de pesos para pagar gastos y deudas, ante la menor perspectiva de ingresos futuros. Otra fuente oficial, incluso, aventuró que podrían llegar hasta u$s 5000 millones con la nueva ventana de exportación a precio diferencial.

Distintas proyecciones

Los analistas son más prudentes. Nicolás Sesnich, especialista de la consultora FyO, sostuvo que el Gobierno "va a tener que remar" para conseguir los u$s 3000 millones que garantizaron las cerealeras. "Esta soja (en silobolsas) pensaba no venderse. El que necesitaba pesos, aprovechó el primer dólar soja para hacer todo lo que tenía que hacer. Es cierto que la menor cosecha de trigo puede acelerar ventas, pero las necesidades para maíz serán recién en abril y quizás la gente prefiera esperar a quedarse con los pesos", afirmó.

En tres días de dólar soja se liquidó 1 millón de toneladas (gráfico: FyO).

Según la consultora Equilibra, el dólar soja 2 podría arrimar hasta u$s 3800 millones, para elevar la perspectiva del complejo agroexportador todo hasta los u$s 4600 millones. "Sin la medida, estimábamos un ingreso de divisas de todo el complejo cerealero oleaginoso de u$s 1900 millones en diciembre", aseveró.

Analytica estimó que, en función de los primeros tres días, las ventas alcanzar al 85% de la cosecha y rozar los u$s 3500 millones hasta fines de diciembre. La consultora MAP proyectó que el agro liquidaría entre u$s 3000 y 4000 millones en total, pero fundamentalmente gracias a la soja y sus derivados. "Suponiendo que, luego de las intervenciones en el mercado cambiario, el Banco Central compre de manera neta el 60% de lo liquidado, como sucedió en el esquema de septiembre, podría adquirir entre u$s 1800 y u$s 2400 millones para sumar a su stock de reservas", afirmó Juan Pablo Ronderos, socio de MAP.

SIRA para importaciones: los 3 grandes problemas de las empresas y una promesa oficial

La industria farmacéutica y las hormonas de Lionel Messi

Las operaciones arrancaron a muy buen ritmo en los dos primeros días y se atemperaron el miércoles, luego de que el ministro de Economía, Sergio Massa, afirmara que llamó a una cerealera para "romper el mercado" y ofrecer más dinero a los productores. Más allá de la polémica, las cerealeras no trasladaron a los productores el precio pleno de la mejora cambiaria. Antonio Aracre, CEO de Syngenta, aclaró en reportajes radiales que pagó $ 88.000 por tonelada por estrategia de la compañía y no por un pedido del ministro. Sus competidores pagaban hasta este miércoles $ 80.000, o 14% más que el viernes. En el medio, el dólar especial subió más de 35%.

El Banco Central cumplirá la meta de reservas gracias al dólar soja 2, según Equilibra.

Una fuente del sector aseguró que los productores esperan un mejor precio por su soja y que si las cerealeras mejoran las condiciones, la liquidación podría llegar a u$s 4500 o u$s 5000 millones. La puja estaría aquí entre los exportadores y los productores, que tienen un mes por delante para esperar mejores valores por su cosecha.

Impacto fiscal

A mayor liquidación de soja y derivados, mayor será la recaudación adicional que entará por derechos de exportación y, por lo tanto, menores las necesidades de ajuste para cumplir con la meta fiscal de 2022, del 2,5% del PBI.

Según los consultores, el ingreso extra por retenciones rondará entre 0,1% y 0,2% del PBI, aunque su efecto podría "partirse" en dos, entre diciembre y enero. "Terminar el año con un déficit primario de 2,5% del PBI requeriría que las erogaciones se reduzcan 14,1% interanual en términos reales", dijo Lorena Giorgio, economista jefe de Equilibra. "Tomando el escenario base de u$s 3000 millones de liquidación adicional, que permitiría contabilizar ingresos adicionales por $ 115.000 millones (0,1% del PBI), el ajuste del gasto necesario para cumplir con la meta se reduciría hasta 11,6%", agregó.

Analytica y MAP calcularon ingresos tributarios por $ 200.000 millones, o 0,2% del PBI. Pero Ronderos advirtió que se trata de un adelanto de divisas, a cuenta de los u$s 6000 o u$s 7000 millones estimados hasta marzo. Por lo tanto, también se adelantaría su efecto en la recaudación. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.