ELECCIONES EN BRASIL

Alberto Fernández felicitó a Lula pero hay temor por cómo resulte la segunda vuelta

El Presidente transmitió por Twitter un saludo al candidato del PT. Hay silencio de Cristina Kirchner. Esperaban que gane en la primera vuelta y temen que Bolsonaro achique las diferencias

Desde lo formal, Alberto Fernández felicitó anoche a Lula Da Silva por el triunfo electoral en Brasil y destacó los comicios del país vecino. Aunque en la intimidad del Gobierno y el kirchnerismo hay desilusión porque esperaban una victoria de la izquierda en la primera vuelta y ahora temen que el presidente Jair Bolsonaro gane en la segunda vuelta.

"Felicito a mi querido @LulaOficial por su triunfo en primera vuelta y hago llegar mi sincero respeto al pueblo de Brasil por su profunda expresión democrática", tuiteó Alberto Fernández anoche ni bien se conocieron los resultados en donde el candidato del Partido de los Trabajadores obtuvo el 48,4% de los votos frente al 43,2% de Bolsonaro.

Elecciones en Brasil: la apuesta de Alberto Fernández para potenciar el despegue argentino

Ballotage en Brasil: dónde hay que mirar y por qué Simone Tebet y Ciro Gomes definirán la suerte de Lula y Bolsonaro

Alberto Fernández siguió desde la quinta de Olivos con el canciller Santiago Cafiero y la portavoz Gabriela Cerruti los resultados electorales de Brasil. En el kirchnerismo hubo silencio total y Cristina Kirchner no se expresó aún del resultado electoral en el país vecino.

Las razones de la cautela en el Gobierno y los silencios llamativos son entendibles: el Frente de Todos en pleno esperaba una victoria rotunda de Lula en la primera vuelta para desterrar de una vez por toda a la derecha de Bolsonaro. Pero los resultados no fueron los esperados.

El embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli habló de que "hubo una profunda polarización", y dijo que ahora se reconfigura la estrategia electoral como han declarado cada uno por su lado: Lula saliendo a buscar el voto y conversar con las otras fuerzas políticas y Bolsonaro que va a seguir poniendo el énfasis en la recuperación de la economía.

También Scioli mencionó el "final vibrante" de las elecciones y destacó los "contrastes" en muchos estados sobre todo, en el nordeste brasileño, donde "arrasó".

El Frente de Todos en pleno esperaba una victoria rotunda de Lula en la primera vuelta para desterrar de una vez por toda a la derecha de Bolsonaro.


DE LA EXPECTATIVA A LA DESILUSIÓN

En la Casa Rosada confiaban en que Lula ganaba por más de 10 puntos. Anteayer analizaban que los errores del gobierno de Bolsonaro sumado a una campaña electoral "muy buena" de Lula, como decían, auguraba una victoria abrumadora del candidato del PT. 

De hecho, las consultoras vaticinaban que Lula obtendría unos 53 puntos y sería consagrado en primera vuelta por una diferencia de entre 17 y 20 puntos, pero en el recuento de votos el panorama no fue tan contundente: 48,25 por ciento para Lula y 43,1 para Bolsonaro.

Pero las urnas no le jugaron una buena pasada a Lula pese a la diferencia de cinco puntos. Ahora temen que el aparato electoral y los dispendios del Estado que maneja Bolsonaro puedan revertir la situación y complicarle la victoria a Lula en la segunda vuelta electoral. 

Las razones por las que el kirchnerismo y el mismo Alberto Fernández esperan una victoria de Lula son varias: la necesidad de armar un frente de izquierda en América latina, la decisión de apuntalar el Mercosur, aumentar el comercio bilateral y desterrar la teoría del lawfare que con causas judiciales y cárcel incluida revirtió el mismo Lula. 

Por su parte,  el diputado kirchnerista y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Eduardo Valdés, destacó ante El Cronista que "el resultado electoral de Lula es una victoria enorme". 

Las urnas no le jugaron una buena pasada a Lula pese a la diferencia de cinco puntos y se teme que el bolsonarismo lo revierta con los recursos del Estado

Desde este sector del Frente de Todos que representa Valdés quedó en claro que "la elección de Lula fue brillante" y recordó que nunca el candidato del PT o la misma Dilma Rousseff ganaron en primera vuelta.

Habrá que esperar, evalúan en el Gobierno. No está claro aun si Alberto Fernández saldrá abiertamente a hacer campaña por Lula. Tampoco se sabe si Cristina Kirchner romperá el silencio en las próximas horas. Lo concreto es que reina el desconcierto, mezclado con la alegría de haber ganado en la primera vuelta pero el temor de lo que pueda ocurrir en la segunda etapa electoral de Brasil.

Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • FL

    Fernando Loisso

    04/10/22

    Seguro que después llamo a Bolsonaro y le dijo lo mismo. Que vergúenza !!!

    0
    0
    Responder