EL GRUPO BRIDAS HAB A DEMANDADO A LA ESPAÑOLA, POR QUERER BLOQUEAR INVERSIONES

Un fallo en EE.UU. a favor de Repsol complica el acuerdo entre YPF y Chevron

La Justicia desestimó un pedido de Bridas, luego de que Repsol la denunciara por acordar una inversión en Vaca Muerta. El fallo puede sentar un precedente contra Chevron

El cuestionado contrato que firmó en junio pasado YPF con Chevron para explotar en conjunto Vaca Muerta podría complicarse. La traba, en esta ocasión, viene por el lado de España. Ayer la Justicia de los Estados Unidos falló a favor de Repsol en un relamo presentado por el Grupo Bridas (controlado por la familia argentina Bulgheroni), que buscaba evitar que la española bloqueara las inversiones del grupo y la petrolera estatal en Neuquén.


La sentencia no sólo podría complicar la entrada de Bridas en Vaca Muerta sino que se estima podría ser utilizada como argumento por la compañía española para trabar otras inversiones en el megayacimiento de hidrocarburos no convencionales, como la recientemente comprometida por la estadounidense Chevron.


Los Bulgheroni, a través de sus firmas Bridas International y Bridas Energy Holdings, con base en Islas Vírgenes, habían demandado a Repsol el pasado 3 de enero en la Corte de Nueva York, con el argumento de que la firma que preside Antonio Brufau había amenazado a través de cartas con bloquear el acuerdo con YPF. La jueza Shirley Werner Kornreich fue la que ayer finalmente desestimó la demanda, citando un caso relacionado presentado por Repsol en España, poco tiempo después de que Bridas hiciera su presentación en Manhattan.


El acuerdo entre la empresa de Carlos y Alejandro Bulgheroni y la petrolera de bandera que conduce Miguel Galuccio para trabajar en la explotación del campo situado en las provincias de Neuquén y Mendoza se firmó el 28 de diciembre del año pasado y requiere una inversión inicial de aproximadamente unos u$s 1.500 millones. El pacto les otorga a los Bulgheroni la mitad de la participación en las áreas Bajada de Añelo y Bandurria, que poseen petróleo no convencional, ambas en la provincia neuquina. Según informó la agencia internacional Bloomberg, la jueza estadounidense afirmó que, por tratarse de una suma que excede los u$s 1.000 millones, no se puede autorizar la inversión con ausencia de garantías razonables. Ningún juicio de esta Corte exonerará a Bridas al margen de contingencias en la demanda española ni le dará garantías de que todo irá bien para la empresa en la Argentina, escribió la magistrada Kornreich.


Consultados por El Cronista los voceros de YPF como de Bridas, declinaron hacer comentarios al respecto.
Con esta sentencia de la Justicia neoyorquina, Repsol tiene un argumento más en su disputa contra la Argentina, que el año pasado expropió el 51% de los activos que la compañía española tenía en YPF y que aún no ha pagado por eso.

Juicios

Por su parte, el gobierno de Cristina Kirchner impugnó dos jueces por otra demanda que Repsol inició tras la expropiación en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), el tribunal arbitral del Banco Mundial. La Cancillería argentina acusó de parcialidad al CIADI y objetó a los letrados que estudiarían el tema. A través de un comunicado presentado el 29 de julio pero que se conoció ayer, se opuso a la designación de los jueces Francisco Orrego Vicuña y Claus von Wobese, quienes, según la denuncia, tienen vínculos con la petrolera española.

Noticias del día