Más del 60% de las empresas ya aumenta los salarios dos veces por año

Un informe privado indica también que los empresarios creen que el año próximo los salarios subirán cerca del 25%. Cada vez más operarios ganan más que sus jefes

Las empresas planifican aumentar de 24% a 25% los sueldos durante 2013, en virtud de la inflación esperada. Incluso, el 40% de las compañías de la Argentina prevé ya realizar ajustes antes de febrero de 2013, según la Encuesta de Remuneraciones realizada por PwC Argentina entre 179 empresas del país. El 77% de las compañías prevé que esos incrementos impactarán un promedio de 11% en el payroll y un 15% en los ajustes individuales, según el estudio.


De todos modos, esa cuota de aumento en enero o febrero incluye tanto a las empresas que abonan la última cuota de 2012 a principios del siguiente año como a los que adelantan parte del incremento previsto para 2013, en general, teniendo en cuenta la inflación de los últimos seis meses del año.


La mayoría de las firmas ajustan más de una vez al año. Según la encuesta, el 63% aumentan sueldos dos veces por año, frente al 21% que lo hace sólo una vez. En tanto, el 9% de los consultados lo desdobla en tres veces y el 7%, en más de tres. Durante 2012, el 32% otorgó subas en abril, el 31% en octubre y otro 22% en julio, los meses más elegidos para las cuotas.


La inflación lleva a las empresas a tratar de implementar ciertos mecanismos para evitar el solapamiento de categorías (que más del 60% de los consultados dice padecer) y así poder premiar a los empleados en virtud del mérito, cuestión que se torna cada vez más compleja por los altos aumentos generales que deben otorgar.


Según la encuesta de PwC, el 31% aplicó ajustes por la inflación y el 27% en virtud del mérito (ver infografía). Las compañías siguen intentando diferenciar por mérito, pero se hace más difícil por los ajustes generales por inflación y, a la vez, por el riesgo de solapamiento, que les deja muy poco margen de acción para incrementos particulares. Apelan, entonces, a dar bonos o beneficios diferenciales, explicó Florencia Deverill, autora del estudio de PwC. Entre ellos, figuran dar cobertura médica, pagar estudios de especialización o flexibilizar los horarios de trabajo. Incluso, algunas ofrecen descuentos en comercios o reintegro de gastos de medicamentos. Entre los más valorados por el personal, figuran la cobertura médica, la flexibilidad laboral, el comedor en planta o el pago de gastos en transporte.


Del estudio se desprenden también otras preocupaciones, más allá de la inflación, como la dificultad para contratar profesionales calificados y la retención de talentos. De hecho, el 54% de las empresas manifestaron tener dificultades para reclutar personal, especialmente en las áreas de operaciones y producción, comercialización, sistemas, administración y finanzas, suministros, recursos humanos y legales. Pero las profesiones donde más les cuesta retener talentos son las de ingenieros, técnicos y especialistas en sistemas. Creció la rotación de personal; este año es de 10%, frente a 8% del año pasado. Les cuesta retener a los talentos, aseguró Deverill. De ahí la necesidad de aplicar nuevos mecanismos para retenerlos.


Los puestos con mayor rotación son los de operarios y luego técnicos; por área, en operaciones y producción y en administración y finanzas. En tanto, se da sobre todo entre empleados con uno a cinco años de antigüedad y entre quienes llevan menos de un año en la empresa. En una encuesta de PwC realizada entre CEOs de 52 compañías, los principales desafíos de cara a 2013 son cómo enfrentar el enfriamiento de la economía; la inflación versus tipo de cambio estable, lo que torna la operación más cara en términos de dólares y el solapamiento de categorías, que los impulsa a aplicar más mecanismos para evitarlo. También destacaron los ajustes fiscales, el cepo al dólar y los nuevos proyectos de ley que pueden afectar a los negocios y el desempleo versus la retención de talento.

Noticias del día