Suscripción al Newsletter
Ingreso mal su mail!
Recibí las noticias más relevantes del día en tu correo electrónico.
  • Regístrate
  • Ingresá
  • Suscribite
  • Newsletter
Miércoles 22.10.2014 | 04:58
edición impresa

Cómo hacer para que el agua filtre

Economía y política
 Cómo hacer para que
el agua filtre
Cómo hacer para que el agua filtre
 Cómo hacer para que
el agua filtre
Cómo hacer para que el agua filtre
Imprimir Enviar Votar
0
En una sección que se titula ‘Agua que no filtra’, Ha-Joon Chang escribe que “la filtración descendente suele ser escasa cuando se deja en manos del mercado”. No es ninguna referencia a las inundaciones, sino una crítica a la idea de que el enriquecimiento de los ricos derrama hacia los demás. Es parte del libro 23 cosas que no te cuentan sobre el capitalismo que acaba de publicarse en la Argentina, y en el que el muy laureado coreano que es considerado uno de los más prestigiosos expertos en cuestiones de desarrollo sostiene que “hay muchos motivos para creer que la redistribución descendente de los ingresos, si se hace bien y en el mejor momento, puede contribuir al crecimiento”.
Siguiendo con el tema, pero en terrenos más concretos, también se publicó hace muy poco un ensayo que analiza variantes para redistribuir ingresos mediante modificaciones fiscales titulado “Simulación de los efectos distributivos de cambios en el gasto público y los impuestos”, cuyos autores son los economistas del Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (Cefidar) Jorge Gaggero y Darío Rossignolo.
Es la continuación de un trabajo en el que midieron cómo los diferentes impuestos y gastos modifican la distribución primaria del ingreso. Por ejemplo, en ese primer estudio calcularon que la presión tributaria del 20 por ciento de ingresos más bajos (49,6 por ciento) es mayor que la del decil más alto (47 por ciento), lo que agrava la desigualdad del reparto antes de impuestos. Asimismo demostraron que mientras el 20 por ciento más rico recibe el 42,6 por ciento de los subsidios a la electricidad y el gas, al 20 por ciento más pobre le corresponde apenas el 6,4 por ciento.
En base al trabajo anterior, en el nuevo plantean diversas hipótesis de cambios en la estructura de gastos y de ingresos, pero manteniendo el mismo presupuesto total; es decir que modifican la composición pero no el nivel del gasto ni tampoco la presión tributaria.
En lo que llaman la Alternativa 1 de mediano plazo plantean del lado del gasto incrementos y disminuciones por el equivalente al 1,63 por ciento del PBI. Bajan los subsidios en energía, combustibles y transporte, y se reasignan esos fondos a la atención primaria de salud, al Pami, a extender la jornada en las escuelas primaria, a subir en un 20 por ciento real la asignación universal por hijo y a ampliar la cobertura a 1 millón de personas que no la reciben, y a un aumento de las jubilaciones.
En cuanto a los ingresos, el ejercicio elimina el impuesto al cheque, reduce del 21 al 18 por ciento la alícuota del IVA; y eso se compensa con subas en Ganancias a las personas físicas llevando la alícuota máxima al 42 por ciento y gravando rentas que no lo están (intereses de títulos públicos, depósitos), aumentos de impuestos selectivos a bienes suntuarios, e incrementos en la recaudación de impuestos patrimoniales provinciales mediante revaluaciones fiscales.
En la que denominan Alternativa 2 de largo plazo, agudizan los cambios ya planteados y agregan algunos. Por ejemplo, más que duplican la quita de subsidios, amplían la extensión de la jornada escolar a la educación secundaria, incorporan un impuesto a la transmisión gratuita de bienes, y gravan las ganancias por compraventa de títulos y acciones.
Esos cambios dan como resultado una clara redistribución de los ricos hacia los pobres. En el cuadro 1 se observa que el gasto público como proporción del ingreso disponible sube para los deciles 1 y 2 y baja para el decil más alto. El cuadro 2 muestra cómo disminuye la presión tributaria para los deciles bajos, mientras se eleva para los altos. El resultado combinado (cuadro 3) es que el efecto redistributivo de la acción del Estado se potencia de manera progresiva. Para el decil 1 la mejora del ingreso disponible se expande de 5,16 a 5,54 por ciento en la primera alternativa y a 5,79 en la segunda; la del decil 2 de 4 a 4,33 y 4,53 por ciento, respectivamente, mientras que la merma para el decil más rico crece del 13,88 al 15,61 o al 17,30 por ciento, según sea el mediano o el largo plazo.
En términos de coeficiente Gini (una variable que toma valor 0 si todas las personas reciben lo mismo, y valor 1 si una persona se queda con todo), con la estructura de gastos e impuestos actual el índice baja del 0,479 a 0,227. Con los cambios propuestos en la alternativa 1 se llegaría a 0,203, y con la alternativa 2 a 0,184.
Si bien Gaggero y Rossignolo aclaran que el ejercicio “no constituye una propuesta integral de reforma y no puede ser considerado como una opción completa dado que no agota todos los cambios posibles”, el trabajo puede ser de mucha utilidad para el gobierno si es que, como Cristina dijo el 24 de marzo pasado, pretenden en serio “luchar por más igualdad, por los que menos tienen, por los más pobres”.
Además, si el Estado logra que el agua filtre de esa manera se podría crecer más.
comentarios
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Para comentar debe estar logueado. Ingrese a través de: O puedes ingresar con tu usuario del cronista.com

¿Olvidó su contraseña? Recordarme en este equipo

No hay comentarios registrados para esta noticia

No hay comentarios destacados para esta noticia

opinionENCUESTA
Pregunta
¿Cuándo comenzará a bajar la inflación?
En el corto plazo, con el plan de precios cuidados
En el 2015, cuando el Gobierno logre mejorar la economía
Después de 2016, con el próximo presidente

Responda la consigna para confirmar su voto

Enviar voto