Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri deja a los porteños sin la línea A del subte por dos meses

En una polémica medida, el jefe de Gobierno reconoció que la red dejará de funcionar en la primera quincena del mes próximo. El gremio de Metrodelegados dijo que es un “disparate”

Cuando faltan ocho días para que la Ciudad se haga cargo del subte, el Gobierno porteño reconoció que, en una inédita medida, la Línea A dejará de funcionar en la primera quincena de enero por un plazo de hasta 60 días para la adaptación de nuevas formaciones. En tanto, la oposición y el gremio de Metrodelegados consideró que, con la medida, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, busca un “shock publicitario”.
El presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Juan Pablo Piccardo, dijo que la interrupción del servicio se debe a que las formaciones nuevas “tienen una tensión distinta a las que circulan hoy”. El jefe de Gobierno, Mauricio Macri, sostuvo también que una de las razones del plazo es que hay adaptar la tensión, de 1.500 a 1.100 voltios, en los vagones que fueron adquiridos por gestión del ministro de Planificación Federal, Julio de Vido. Los 45 coches de origen chino, fabricados por la empresa CNR, funcionan con el más alto voltaje.
Pero el problema será la frecuencia. Con los vagones chinos la línea A tendrá apenas 9 formaciones (cada una está compuesta por cinco vagones). Por lo que mantendrán los 30 coches Fiat que hoy corren de Casa Rosada hasta Carabobo porque se pueden adaptar a las dos tensiones.
Aún no se sabe cuando frenarán la línea pero Macri avisó que sería en la primera quincena de enero y que la medida podría durar dos meses, tal como reveló el diario Tiempo Argentino. El gobierno porteño prometió poner en marcha un sistema de transporte alternativo que podrían ser los mismos colectivos que dispuso, en horario pico, durante los diez días de paro que protagonizaron los Metrodelegados durante agosto.
El legislador de Proyecto Sur, Rafael Gentili, sostuvo que el cierre es posible “gracias a la emergencia y los superpoderes” que el kirchnerismo le votó a Macri. Hacía alusión a la ley de traspaso que se aprobó el miércoles pasado, con aval del bloque K, y que califica a Sbase como autoridad de aplicación que puede tomar algunas medidas sin consultar a la Legislatura. Gentili añadió que el cierre del subte “es para que al reabrirse veamos un subte nuevo” y lo calificó, desde Twitter, como un “golpe de imagen” monitoreado por Macri. El secretario general del gremio, Roberto Pianelli, coincidió y recordó que Macri quiso declarar al servicio como esencial por lo que no se puede cerrar.
Pero también hubo críticas en Sbase. El ingeniero civil Raúl Ávila recordó que “no se paró el servicio cuando la Nación realizó el cambio de vías y el sistema de señalización, la instalación eléctrica y hasta la reconstrucción de las estaciones”.

Comentarios2
27/12/2012 09:26:59

Otra medida brillante, seria prohibir por decreto las lluvias en CABA hasta que no se terminen los canales aliviadores del Maldonado y las obras del arroyo Vega. Que se lo comunique al SMN y listo.

27/12/2012 09:21:50

Tanto tiempo demora la pintura amarilla, las guirnaldas y los globos para la fastuosa inauguracion? Ni mencionemos que los vagones y las estaciones las pago desde el jujeño hasta el fueguino.