Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El cambio de gobernador en Río Negro congela megainversión china

La firma retiró a sus técnicos del país y frenó el proyecto que implicada instalar un sistema de riego en 300.000 hectáreas. Además, el acuerdo sufrió un revés judicial

La megainversión de u$s 1.500 millones acordada entre la empresa estatal china Heilongjiang Beidahuang y el gobierno de Río Negro entró al freezer tras las elecciones que consagraron al kirchnerista Carlos Soria al frente del ejecutivo provincial.
El cambio de color político en la provincia y la vigilia hasta la asunción de las nuevas autoridades hicieron que la empresa oriental decidiera retirar del país a los doce técnicos chinos que trabajaban en el proyecto para irrigar hasta 300.000 hectáreas provinciales.
En paralelo, fuentes cercanas a la empresa indicaron a El Cronista que “aparentemente, el nuevo Gobierno no está interesado” en avanzar con el proyecto, que para la empresa china suponía la exclusividad de la compra de alimentos de la región incluida en el acuerdo, durante 20 años.
A mitad de año, representantes del gobierno rionegrino y de la empresa estatal china, la mayor alimenticia de ese país, presentaron en la Argentina el proyecto como un convenio de coproducción por 20 años en los que se comprometían 300.000 hectáreas de la provincia para elaborar alimentos de exclusiva exportación a la región china de Heilongjiang.
El acuerdo prendió luces de alerta entre grupos ambientalistas de la provincia, sobretodo cuando autoridades provinciales hablaron de una venta de una parte de las tierras a los inversores chinos, algo que fue desmentido por la empresa y las cámaras de comercio que participaron en las negociaciones,
El conflicto alcanzó el ámbito judicial, y el último capítulo de la saga fue una decisión de la justicia rionegrina que le puso un freno al avance del proyecto.
Según informó la agencia oficial Télam, el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro dictó una medida cautelar de no innovar en un fallo firmado por su titular, Víctor Sodero Nievas, que resolvió en forma positiva un recurso de amparo colectivo, interpuesto por la diputada peronista Silvia Horne, con más de 500 firmas. La medida judicial se sostiene en los argumentos de la necesidad de hacer los estudios ambientales pertinentes y de dar intervención previa a los municipios involucrados y “a los demás organismos provinciales e interjurisdiccionales competentes”.
A través de un decreto, el gobernador saliente, Miguel Saiz, ratificó en septiembre pasado las tratativas entre el gobierno rionegrino y la empresa de capitales chinos, pero este fue calificado por Sodero Nievas como “un precario instrumento que ni siquiera tiene el rango de preacuerdo”.
El bloque justicialista provincial reclamó, por su parte, el debate previo correspondiente sobre las condiciones del acuerdo.