Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Almorzar en Puerto Madero puede costar la mitad que comer una pizza en la calle Corrientes

Hay opciones desde $ 28 por un plato principal y una bebida, mientras la pizza chica y una gaseosa en Los Inmortales cuesta $ 56.

Puerto Madero puede llegar a tener las famosas tres B de Mar del Plata: bueno, bonito y barato. Al menos, para almorzar de lunes a viernes, por medio de los menúes ejecutivos, que pueden costar la mitad que comer en la calle Corrientes.
Una pizza chica de Mozzarella, que es la más barata, en Los Inmortales sale $ 38, una bebida cuesta $ 11 y el servicio de mesa $ 7, por lo que totaliza $ 56, el doble de lo que se puede conseguir en Madero, y no en Villa Madero, sino en Puerto Madero. En Capisci, que se encuentra en Alicia Moreau de Justo entre Independencia y San Juan, se puede comer un menú de pastas o ensaladas, más una bebida (copa de vino, gaseosa, agua saborizada o agua mineral) por $ 28, con servicio de mesa incluido. Se puede elegir entre pan de carne, ravioles de verdura, ñoquis de papa, sorrentinos de carnes o cintas verde con tuco o salsa bolognesa. Ahora, si uno quiere postre o entrada (ensaladas de atún o la tradicional Caesar) se eleva a $ 32, y si tiene mucho hambre y opta por ambas opciones pagará $ 36.
Por otro lado, hay un menú de carne, pollo o pescado por $ 32. Se puede optar entre bife de costilla, pollo grillé, costilla de cerdo, pesca a la romana, milanesa de carne o de pollo, todo acompañado por puré de papas, papas fritas, puré de calabaza o ensaladas varias. Este menú, con postre o entrada, se va a $ 36, y con ambas opciones a $ 40.
Pero Capisci no es un caso aislado en Madero. A su lado se encuentra Campo di Fiori, que compite con un menú a $ 29 que incluye ñoquis rellenos de muzzarella, sorrentinos de calabaza, ravioles, tallarines o ñoquis de papa con salsa fileto, scarparo o rossini. En este caso, el precio total de $ 29 no sólo incluye agua saborizada, gaseosa o agua mineral, sino también postre: flan, budín de pan, arroz con leche o tarantela.
Siguiendo por Alicia Moreau de Justo camino a San Juan, se puede encontrar a Justo Alicia, que tiene un menú por $ 35 con bebida, canelones de verdura con salsa, zapallitos rellenos, costillas de cerdo, milanesa a la napolitana, bife de costilla o milanesa de ternera, en todos los casos con guarnición. Casi esquina San Juan se ubica Burger King: frente al mostrador, se pueden ver los combos, el más barato que figura cuesta $ 31, que es un whopper con papas y gaseosa del menor tamaño, que ahora por una cuestión marketinera no le ponen más chicas, sino medianas, ya que luego vienen grandes y king. Un whopper extreme king sale $ 41, más caro que cualquier menú de la zona.
En Madero Este, entre el Puente de la Mujer y la continuación de Belgrano, Guacha exhibe un menú de $ 40 con entrada, plato principal, postre o café, el mismo precio que Tres Quarts, que ofrece milanesa de ternera a la napolitana con puré, bebida, más postre o café. Casi Belgrano está Nanatsu, que por $ 50 tiene entrada, plato principal, bebida, más postre o café. Siguiendo por Madero Este, entre las continuaciones de Belgrano e Independencia, se encuentra DF, el restaurante mexicano que promociona un menú a $ 36, donde se puede optar por ojo de bife grille con puré de papas, burros de lomo, pescado grillé con puré mixto o verduras al wok. Si se le quiere agregar entrada (sopa de crema) o postre (ensalada de frutas o dúo de helados) sale $ 40 y por ambas opciones hay que pagar $ 42. El restaurante Que Nunca Nos Falte también ofrece, por $ 42, plato principal, bebida y postre o café. Club Porteño, restó de cocina a leña y horno de barro, promociona un menú a $ 39, donde se puede optar por asado con guarnición, churrasquito de cerdo con puré de batatas, bife a la pimienta con papas españolas o chop suey, más bebida y postre o café, siempre con cubierto incluido, obviamente.
En Simone cuesta $ 36 y se puede optar entre ñoquis soufflé con salsa de dos colores, ensalada Caesar con pollo, más bebida y postre o café. Por caso, para prevenir avivadas, aclaran que el menú no es “compartible”. Lo que sí se puede compartir, en cualquiera de los dos locales de Freddo en Madero, es un cuarto de kilo de dulce de leche por sólo $ 12 (o sea, pagan
$ 6 por cabeza), que cuesta un 50% menos que en el supermercado. En Disco, por ejemplo, el pote de 250 gramos de su marca propia Jumbo (ambas cadenas pertenecen a Cencosud) sale $ 18. Así y todo, Freddo tiene competencia: el cuarto kilo de dulce de leche en Volta está a
$ 10. Para aprovechar las ofertas, antes de que se terminen.