Opinión

Logros importantes; alivio insuficiente

Al finalizar el mes de septiembre se cumplió en exceso el objetivo de compra de reservas por la liquidación de los productores de soja. Los u$s 8100 millones permitieron robustecer la frágil posición de reservas del BCRA y obtener ingresos extras por retenciones, aunque al costo de generar una pérdida importante por la diferencia entre el tipo de cambio oficial y los $ 200 pesos por dólar fijados para dichas operaciones, de casi medio billón de pesos (que se reducen a alrededor de $ 300.000 millones si se descuenta el adicional de derechos de exportación).

Además, el Tesoro logró obtener financiamiento neto en el mercado local y se redujo la brecha cambiaria respecto de los valores máximos alcanzados durante julio. Sin embargo, se deterioró el panorama internacional.

El Gobierno oficializó el dólar "tecno" para las empresas de la economía del conocimiento: una por una, las medidas

Los términos del intercambio en julio se ubicaron 18% por debajo del primer trimestre. Si bien siguen siendo muy favorables, en el margen el deterioro puede impactar negativamente sobre el nivel de actividad.

A esto se suma el efecto de las políticas fiscal y monetaria algo contractivas (al menos respecto de la tendencia del primer semestre), un deterioro en el ingreso real de los trabajadores informales de más de 10 puntos en lo que va del año (los formales empataron con la inflación), y el impacto negativo de la sequía sobre la cosecha de trigo que puede extenderse a la de soja y maíz.

Dólar: "Van a tomar medidas de más cepos y se va desbordar todo antes de octubre 2023", alertó Roberto Cachanosky

Cuando se calibra un programa económico y empeoran las condiciones externas es necesario corregirlo. Por ejemplo, el Gobierno ni siquiera ha podido revertir la apreciación en el tipo de cambio real multilateral de los últimos meses y, ahora, el contexto menos favorable requiere un tipo de cambio todavía más débil. Intentar resolver este problema con medidas cambiarias aisladas produce daños colaterales.

En el caso del dólar soja se pueden mencionar el costo cuasifiscal inmediato y la menor liquidación de divisas en el futuro por el adelantamiento de operaciones que habrían ocurrido de todas maneras durante el cuarto trimestre.

Brasil: el Plan '1x4' de Juntos por el Cambio para acercarse a Lula con cautela

En cambio, si se implementa un dólar más alto para el turismo el BCRA podría ahorrar algunas reservas, pero habría más presión sobre los tipos de cambio alternativos. Y si se restringen las importaciones de insumos habrá algún efecto negativo sobre la actividad.

Para evitar los dilemas de la "frazada corta" no hay alternativa a adoptar un programa de estabilización más contundente. Ello requiere que se fije un ancla nominal creíble. En la Argentina esa ancla ha sido la mayoría de las veces el tipo de cambio (o su tasa de devaluación mensual).

Facundo Manes vs Mauricio Macri: hasta dónde puede escalar la tensión 

Pero para eso se necesitan más reservas de las que actualmente cuenta el BCRA, un nivel inicial algo depreciado respecto del equilibrio de largo plazo del tipo de cambio real, precios relativos sin grandes distorsiones y una política fiscal mucho más austera que permita aliviar la necesidad de financiamiento en el mercado local de pesos de un gobierno con poco acceso al crédito.

Ninguna de esas condiciones está presente hoy. Además, hay que tener suficiente capital político para sostener el programa y generar credibilidad.

No parece probable que el gobierno pueda encarar un programa de esas características. Ya empezaron los bombardeos de algunos referentes de la coalición de gobierno a las medidas que nos hicieron retroceder sólo unos pasos desde el borde del abismo. Y además, las negociaciones salariales en el sector formal de la economía permiten detectar que se descuenta una alta nominalidad para los próximos meses.

En cambio, es posible que se continúe tratando de acercar el resultado fiscal a las metas acordadas con el FMI, que se apunte a una tasa de interés algo positiva en términos reales y que aparezcan otras versiones de tipo de cambio múltiples y restricciones a las importaciones. Esa combinación de parches no alcanzaría para sostener el nivel de actividad o para reducir en forma apreciable la tasa de inflación.

No sólo divisas: el dólar soja también empujó fuerte a la recaudación tributaria

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.