Inversiones

El platino podría subir más que el oro en 2021

Se viene la inflación en Estados Unidos y hay que estar preparados. El dólar podría perder valor en el mundo por lo que cada vez es más importante para los inversores buscar verdaderos refugios de valor.

Creo que los metales preciosos son de las pocas alternativas de bajo riesgo que existen en la actualidad. Pero no todo lo que brilla es oro. Hay otro metal mucho más jugoso que puede subir mucho más este año: el platino. En esta nota les cuento por qué.

Por ahora, en EE.UU. suben las tasas de interés y eso tiene controlado el precio del oro, que viene bajando en los últimos meses.

Sin embargo, el precio del platino viene subiendo sin parar. Y hay muchas razones que lo explican.

El platino es uno de esos metales preciosos que valen más por sus usos que por su estética. La importancia que tiene hoy está ligada, entre otras, a las industrias química, electrónica y automotriz.

No solamente esto, sino que en los últimos tiempos también se convirtió en un codiciado refugio de valor.

El precio de este metal se ha disparado, como podemos ver en este gráfico:

Esta imagen es lo suficientemente impactante como para darse cuenta hacia dónde van las cosas: hace pocos días el precio superó los 1300 dólares por onza, superando valores que no se veían desde 2016.

¿Por qué está pasando esto?

Obviamente en un contexto de alta incertidumbre, con expectativas de aumento de inflación y valuaciones por las nubes, las materias primas suelen perfilarse como un gran refugio de valor.

Pero en el caso del platino, tenemos problemas específicos por el lado de la oferta y la demanda.

En cuanto a la demanda tenemos un fuerte aumento que impulsa su valor hacia arriba. El platino es una importante materia prima para el sector industrial y automotriz, pero que además es amigable con el medio ambiente. Su uso industrial es cada vez más requerido.

Sumado a esto, si nos detenemos a ver qué pasa con la oferta, podemos encontrar más explicaciones de su aumento de precio.

Para eso, primero debemos tener presente que el platino es un metal sumamente escaso. ¿Cuán escaso? Entre 15 y 20 veces más que el oro. 

Pero por otro lado, también es limitado en su distribución: casi el 80% de las reservas de este metal se encuentran en Sudáfrica.

Dentro de este panorama de fuerte escasez y gran concentración, Sudáfrica no fue inmune a los efectos del Covid y debió cerrar varias de sus minas.

Las restricciones operativas en Sudáfrica pusieron importantes límites a la oferta del metal.

La conclusión es sencilla: la restricción de la oferta y el aumento de la demanda llevan necesariamente al aumento del precio.

Pero atención, este problema no es pasajero: el déficit de oferta tiene para rato. Vean el gráfico siguiente en donde esta contracción se acentúa para los próximos años:

¿Cómo podemos invertir en platino en la bolsa de EEUU?

Hay un ETF (fondo de inversión que cotiza en bolsa igual que una acción) que invierte en platino físico y cotiza bajo el ticker PPLT.

También tenemos acciones de empresas que se dedican a la extracción de este metal precioso. Un ejemplo claro es de Platinum Group (PLG): sus acciones aumentaron 125% en los últimos 6 meses.

Vean el gráfico: dkajh

Conclusiones

En este momento del mercado se hace cada vez más necesario buscar alternativas y refugios de valor.

Esto cobra máxima importancia ante la amenaza de aumento de inflación en EE.UU. y una posible pérdida de valor del dólar.

Los metales preciosos pueden ser una de las pocas alternativas disponibles. Y entre ellos, el platino es sin dudas una opción a tener en cuenta.

Tags relacionados
Noticias del día
Finanzas y Mercados

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero
El déficit primario tuvo un aumento interanual del 78,1% nominal y del 26,2% en términos reales. El financiero, que incluye el pago de servicios de la deuda, registró una suba del 32,2% a valores corrientes pero una baja del 6,3% si se descuenta la inflación. Son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Compartí tus comentarios