PANORAMA BONAERENSE

El chef territorial, la bronca radical y el nuevo empoderamiento de Máximo Kirchner

En el festejo por el triunfo de Diego Santilli, Martiniano Molina les cocino a sus pares un abadejo, que Alex Campbell regó con vinos de su bodega. La UCR del conurbano protesta abandono. Y el nuevo gabinete de Axel Kicillof muestra, como siempre, ganadores y perdedores.

Martiniano, el chef de los territoriales

El jueves al mediodía, en un reciclado restaurant de la Avenida Libertador en Victoria, San Fernando, de propiedad de un reconocido jugador y DT de fútbol, hoy convertido en un local partidario, Alex Campbell fue el anfitrión de unos cuarenta dirigentes de "La Territorial" que festejaron por el triunfo de Diego Santilli, presente en la oportunidad, y de Martiniano Molina, "su apuesta" en la tercera sección electoral.

El chef, que se impuso en la PASO de la zona sur contra Pablo Dominichini como referente radical, también tuvo una competencia personal contra el jefe de campaña de Santilli, Néstor Grindetti, en la región y contra muchos de los pronósticos también ganó en su lugar en el mundo, Quilmes, contra Mayra Mendoza.

Molina les cocinó un abadejo bien servido mientras que la picada corrió por cuenta de Campbell, quien también puso el vino de su bodega. En la ocasión, Santilli les agradeció el apoyo recibido y los instó para que no bajen los brazos y retomen fuerzas para lo que viene, porque, dijo, "aún no ganamos nada".

Los presentes, entre los que se destacaban, además, la local Agustina Ciarletta, Segundo Cernadas, de Tigre, Lucas Delfino, de Hurlingham, y Gastón Di Castelnuovo, de Ituzaingó, todos ganadores de sus respectivas PASO locales, no dejaban de destacar que los votos movilizados en sus distritos superaron a los que aportaron los intendentes propios del Conurbano, que también ganaron con holgura pero con "lista única en los distritos".

Seguramente, a Grindetti, Jorge Macri y Diego Valenzuela les picaron los oídos. "No nos quieren, aunque nosotros vengamos para sumar", sostienen con cierta ingenuidad. Los aliados estratégicos de María Eugenia Vidal fueron corridos de todas las mesas tras el salto de "lado a lado" dispuesto por la ex gobernadora.

Sin embargo, ellos no se amilanan. Hacen cuentas y repasan que en la mayoría de los lugares donde presentaron candidatos los referentes de "la territorial", ganaron sus candidatos, y si hacen las cuentas, "sumamos más legisladores que el resto".

Jorge Macri

Lo que quizás no sabían algunos de los presentes es que hubo muchos de sus socios distanciados de Juntos, como Jorge Macri y Joaquín De la Torre, que incidieron mucho más de lo que se sabe para que Molina termine encabezando la lista de diputados provinciales de la tercera sección electoral.

LOS RADICALES DEL CONURBANO, ABANDONADOS

Con hondo pesar, los radicales del conurbano bonaerense, a los que le tocó pelear "con menos que un escarbadiente contra el aparato de Diego Santilli", se sienten "destratados y abandonados" por las máximas autoridades de su partido, y en esto no hacen distinciones.

Desde Maximiliano Abad hasta Gerardo Morales, pasando por "el gran ganador del domingo", Facundo Manes, y el otro "ganador estrella", Martín Lousteau, esos radicales del conurbano dicen: "No sé si quisieron que ganemos", a pesar que "entre las dos secciones más importantes, la primera y la tercera, donde Santilli ganó por amplio margen, pusimos más de 600.000 votos, muchos más que los que pusieron los intendentes que ganaron en el interior".

Facundo Manes y Diego Santilli, en el búnker de las PASO

Raleados de la mayoría de las mesas, creen haber sido artífices vitales, como los territoriales del PRO, de la victoria de Juntos en la Provincia. Sin embargo, su posibilidad de incidir en la discusión es tan limitada que asusta.

"Primero, el que cobró más que nadie en la lista fue Lousteau", dicen sobre los lugares que alcanzó en las listas de diputados nacionales y legisladores seccionales. "Luego, todo fue un verdadero sálvese quien pueda", se quejan.

Desde otro lugar, un aliado de Facundo Manes, pero de origen peronista, reveló que siempre se hace "muy difícil negociar con ellos" (los radicales del conurbano). "No se dan cuenta, pero son tan cerrados, tan pasionales con su propia interna, que se olvidan de que hay una general".

"Ni siquiera tomaron en cuenta que nos transformamos en la tercera vía que todos decían que estaba muerta", se jactó un analista puntilloso que participó con Manes toda la campaña. "El 15% que conseguimos es la avenida del medio que todos dicen que había desaparecido", sentenció.

MAXIMO KIRCHNER, CON MAS PODER EN EL GABINETE BONAERENSE

Cuando arreciaban los mensajes y pedidos de cambios de gabinete a nivel nacional, Axel Kicillof les pidió a todos los suyos que presentaran las renuncias que él pensaba rechazar. Lo hizo como un "gesto" para que se entienda que "nos conmovió el resultado".

Axel Kicillof con intendentes

Sin embargo, en reuniones que tuvo con intendentes de todas las secciones electorales durante los días posteriores, no dijo nada al respecto. Habló mucho de la gestión, de lo que debían seguir haciendo, pero ningún análisis profundo ni atisbo de cambios, que eran reclamados por los propios que lo escuchaban y por sus referentes políticos, Máximo Kirchner, Sergio Massa, o el no nato albertismo.

Luego de una charla directa con Cristina Fernández de Kirchner, quien en esta oportunidad no hizo una carta pública pero lo llamó para que viajara a Santa Cruz, Kicilof comprendió lo que muchos le pedían en vano.

Martín Insaurralde, Leonardo Nardini y Cristina Alvarez Rodríguez son los nuevos ministros. Uno reemplaza al amigo del alma del gobernador, Carlos Bianco, mientras que el segundo asumirá en Obras Públicas e Infraestructura. El enroque de las damas se dio en Gobierno.

El intendente en uso de licencia de Lomas de Zamora es el más fiel allegado a Máximo Kirchner, quien no en vano lo puso ahí. Insaurralde, además, maneja Lotería y la presidencia de la Cámara de Diputados.

Axel Kicillof con intendentes

El caso de Nardini es diferente. Es su primer experiencia fuera de Malvinas Argentinas, y es uno de los jóvenes referentes políticos que entiende todos los idiomas que nutren al peronismo. No kirchnerista, pero con diálogo también con Máximo Kirchner, su referencia más directa hoy por hoy es Sergio Massa.

Cristina Alvarez Rodríguez, en tanto, al igual que su antecesora, Teresa García, era la que manejaba el bloque de diputados que preside Máximo Kirchner.

Quien no está muy contento con todos estos cambios es Ariel Sujarchuk, el intendente de Escobar. El domingo, cuando se enteró del repentino cambio de gabinete provincial, y sin lugar en las sillas que se dispusieron a nivel nacional, ya avisó que, de no mediar novedades, hará una campaña absolutamente vecinal en su localidad. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios