¿De qué lado estás, Horacio?

Las acciones y reacciones del alcalde con aspiración presidencial para con el Gobierno nacional son y serán quirúrgicas, dicen en su entorno. Siempre.

Hoy es el político con mayor imagen positiva. Pero tiene dentro de su espacio quienes le pisan los talones. Ser halcón o ser paloma. El dilema de Horacio Rodríguez Larreta en el largo camino que va hacia el 2023.

Cualquier persona con una propiedad en la ciudad de Buenos Aires se está enterando por estas horas que el valor de su inmueble se cuadriplicó para las estimaciones del fisco. Y no solo eso, sino que ese número es retroactivo para el año que va de mayo de 2021 a mayo del corriente 2022.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le mandó una carta a la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, pidiéndole que revoque el dictamen de este organismo de la administración pública nacional puso en marcha con el objetivo de que cualquier contribuyente pague el Impuesto sobre los Bienes Personales cuadriplicado en lo que respecta al valor de las propiedades.

Según los números del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, desde el 9 de septiembre de 2020 al 31 de diciembre de 2021, la Ciudad perdió $ 100.000 millones en materia de Coparticipación Federal, tras la decisión del Ejecutivo de Alberto Fernández de reducir unilateralmente la alícuota correspondiente al distrito. A fin de este año, se habrían perdido otros $ 120.000 millones.

La suma no es muy difícil: cuando llegue diciembre, la ciudad de Buenos Aires habrá perdido recursos por $ 220.000 millones de los impuestos coparticipables recaudados por Nación, y que suelen transferirse automáticamente.

Mientras tanto, el presidente Alberto Fernández ha nucleado a los gobernadores para aislar a Rodríguez Larreta en su reclamo. Y el Jefe de la Ciudad solo dice "resistiré".

Larreta brindó apoyo junto a sus aliados para el acuerdo entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin los votos de Juntos por el Cambio (JxC), le hubiese sido imposible al Gobierno tener el respaldo del Congreso para el entendimiento indispensable por el principal organismo acreedor.

A PASO desdoblado: gobernadores amenazan con desacoplar sus elecciones si Alberto y Cristina no levantan su imagen

Su entorno asegura que Rodríguez Larreta "no condicionó el apoyo a algo en particular", sino que "lo hizo porque el default era el peor escenario de todos los malos escenarios."

Alguno que se anima a revelar una postura más estratégica afirma inclusive que "Juntos por el Cambio no podía quedar como que, por nosotros, no se aprobó el acuerdo por un préstamo que encima, en su momento, tomó Mauricio". Sostienen, además, que "Horacio no podía ser el representante de la fuerza que no había levantado la mano para el acuerdo con el FMI". Y sentencian: "No podíamos hacer otra cosa."

De todos modos, a los pocos días sucedió la convocatoria de Alberto a los gobernadores, y se conoció la resolución de la AFIP afectando las propiedades de los porteños.

"Lo de bienes personales iba a salir igual. Aunque no hubiésemos apoyado al Gobierno frente al Fondo. Y sobre lo de la AFIP, la Ciudad no puede accionar. No es parte directa. Solo se pueden realizar presentaciones individuales o colectivas, como la que hizo el Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas", detalla una fuente.

"Pero nosotros no podemos hacer nada más que lo que hizo Horacio con su carta pública -asegura un larretista- que es alertar a los vecinos. Involucrarse como puede. Pedirle a la AFIP que dé marcha atrás con la norma. Poner el tema en estado público. Decirle que no al acuerdo con el Fondo por esto que iba a salir igual era una bala perdida".

De todos modos, en el Gobierno se frotan las manos pensando que estas cuestiones a la larga desgastarán a su archienemigo frente al electorado local.

Entretanto, la pelea por la Coparticipación continúa. Y en la sede porteña consideran que hoy la Ciudad está "un poquito mejor" en las mesas de negociación que se están dando por orden de la Corte Suprema hasta el 26 de abril.

Lo más importante de la discusión en este sentido, tiene que ver con la transferencia de los recursos, la actualización y el monto. Mientras que al resto de las provincias del país el Gobierno les realiza una transferencia a modo de goteo diario, a la Ciudad se la deposita una vez por mes. Esto es parte del reclamo del Ejecutivo porteño en estas mesas. Además, claro, de la actualización del monto que fue fijado en $ 2000 millones, fijos y mensuales, desde diciembre de 2020 bajo la presión de una inflación conocida por todos.

Estos temas fueron puestos sobre en la mesa, y este miércoles, el ministro de Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, y la secretaria de Relaciones con las Provincias, Silvina Batakis, dirán en cuanto se avanzó sobre este tema.

Para el larretismo, su jefe político no cree en otra cosa más que en construir consensos. "El diálogo ayuda a conseguir más soluciones que romper y poner palos en la rueda. Lo cree ahora y también hacia adelante, para quien le toque conducir en el 2023", aseguran en su entorno.

El tema es que el jefe de la Ciudad es quien quiere ocupar ese lugar y hoy se muestra orgulloso de como sacó a su distrito de la pandemia, pero también sabe que a su electorado medio ya lo tiene y necesita buscar lo que se le escapa... aquello que queda en poder de los halcones de su espacio: el voto que se lleva hoy Patricia Bullrich (quien, aunque con más volatilidad le compite en la positividad de su imagen según las últimas mediciones, y ha partido en gira a Estados Unidos para crecer allí en preferencias). O incluso Javier Milei.

Algunos esperan una reacción más enérgica de parte del hombre que aspira a ser Presidente en un próximo período, mientras que otros lo avalan.

"Con la carta a Marcó del Pont, Horacio demostró que, aunque no puede accionar, defiende al ciudadano porteño ante este atropello. Horacio no va a romper. No gana nada rompiendo. Hay muchas cuestiones cruzadas y romper no le conviene a nadie. Se va desmarcando siempre de la mejor manera posible", dicen en su equipo.

Ahora lo está haciendo con los piquetes. No va a haber más cortes en la 9 de julio. Y pidió sacarle los planes a los que corten calles porque muchos usan a los chicos como escudo. "Sus acciones y reacciones para con el Gobierno son y van a ser quirúrgicas, siempre", dicen desde despachos cercanos al que ocupa en Parque Patricios. Allí aseguran que eso no va a cambiar.

Cómo planea Larreta evitar un nuevo acampe en la Ciudad

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios