Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Un debate que solo busca testigos a favor

Si hay un dato que vale la pena tener en cuenta del airado discurso que pronunció la Presidenta el miércoles en Tecnópolis, no es solo el enojo que transmitió en sus referencias a medios y dirigentes opositores. Lo que Cristina Kirchner dejó en claro es que no permitirá que su gestión sea relatada por sus adversarios.


En las semanas que restan hasta la elección de octubre, el Gobierno no solo tratará de sumarle contenido al relato, sino que buscará que otros actores convaliden públicamente los beneficios ya otorgados en estos 10 años de gestión. Los empresarios son los que figuran al tope de esa lista, aunque el diálogo al que fueron convocados en realidad tiene impreso un tono de desafío. Cristina no tiene intención de probar, a esta altura del partido, con la búsqueda de consensos para su política económica. Por el contrario, lo que quiere son testigos que declaren a favor de su modelo de crecimiento, en especial aquellos que sospecha entusiasmados con un cambio de ciclo en 2015.


Ese es el espíritu de la convocatoria. No habrá debate conjunto, sino diálogo individual. Una vez más, todo apuntará a mostrar que ser crítico es igual a apostar el fracaso de la Argentina. La Presidenta haría bien en advertir que mostrarse como la única abanderada de las buenas causas no le ayudó a tener más votos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar