Zoom Editorial

La inflación de agosto fue el mejor número del año ¿y lo será?

En el medio de los rumores de cambio en el Gabinete, aunque desmentidos por el propio Presidente, Alberto Fernández, el ministro de Economía, Martín Guzmán, tuvo con la inflación de agosto una de las mejores noticias del año.

Ayer cuando el Indec dio a conocer que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de agosto fue de 2,5%, el Gobierno, y el equipo económico en particular, respiraron más aliviados. El dato de la inflación de agosto también sirve para mitigar la angustia del domingo pasado cuando el oficialismo perdió las elecciones.

De todas formas, los números de agosto, siguen marcando una inflación alta, pero hay que recordar que el mes anterior a esta baja se dio en 2020, cuando en julio fue de 1,9%. En agosto del año pasado, también sirve el dato, el IPC fue de 2,7%.

Con los números de agosto, la inflación en los primeros ocho meses del año alcanzó al 32,3% y en los últimos doce meses, el 51,4%.

Esta reducción en el nivel de inflación se produjo por una fuerte desaceleración en el rubro Alimentos y Bebidas que pasó de aumentar 3,4% en julio al 1,5% en agosto, con una fuerte caída en los precios de Verduras y la estabilidad en Carnes.

Otros rubros que desaceleraron fueron Bebidas alcohólicas y tabaco que pasó de registrar un alza del 3,1% en julio al 2% en agosto; Vivienda y servicios básicos de 2,9% a 1,1%; Restaurantes y hoteles de 4,8% a 2,9%; y el segmento de Comunicaciones que bajó 0,6%, según la agencia de noticias Télam en base a los datos del Indec.

Ahora la duda que surge es qué pasará de ahora en más. Porque si bien los economistas coincidían en que la inflación venía a la baja, el factor resultado de las elecciones no era tenido en cuenta.

¿Con las cifras del domingo sobre la mesa, el Gobierno cambiará la estrategia? ¿Fue Guzmán el que quiso una emisión menor?

La primera pregunta todavía no tiene respuesta, pero tal vez el giro del Banco Central al Tesoro por $ 80.000 millones es parte de ella. El jueves, además, se esperan anuncios del Gobierno que se supone son para tratar de revertir el resultado de las PASO. Si tiene que ver con el dinero y con aliviar los bolsillos, nadie piensa en un aumento de impuesto, al menos para los asalariados.

La respuesta a la segunda pregunta es sí. Guzmán prefiere una emisión moderada, mayor a la que prefiere el Banco Central, pero menor a la que en off the récord marcan distintas fuentes del Gobierno.

Para noviembre faltan apenas dos meses, una eternidad en la Argentina. Tan así que la inflación que se tiene acá en un mes, la mayoría de los países la suele tener en un año.

Pero además, la inflación le ganó a los salarios. Un ala del Gobierno cree que esa inflación también les ganó las elecciones.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios