Novak Djokovic fue deportado y no jugará el Abierto de Australia

El Tribunal Federal de ese país rechazó por unanimidad el recurso presentado por la defensa del jugador luego de que el ministro de Inmigración cancelara su visa por considerarlo un riesgo para la salud pública.

El número 1 del tenis masculino, el serbio Novak Djokovic, fue deportado de Australia, luego de que un Tribunal federal decidiera confirmar la cancelación de su visado hecha por el Gobierno, y no podrá jugar el primer Grand Slam del año.

Tras conocer la sentencia de la Justicia, el tenista aseguró sentirse "profundamente decepcionado", no solo por perder la batalla legal, sino porque no podrá tomar parte del Australian Open.

Djokovic abandonó esta mañana la ciudad de Melbourne rumbo a Dubai, Emiratos Árabes, en un vuelo de la empresa Emirates que partió del Aeropuerto Internacional Tullamarine a las 8.39 de Argentina.

El serbio fue fotografiado por medios australianos al llegar a la estación aérea y también se lo vio junto a un grupo de acompañantes en la sala de embarque para el vuelo EK409, tras el que se desconoce si tomará otro rumbo a Belgrado, capital de su país.

La controversia por la presencia de Djokovic en Australia se dio debido a que el tenista no está vacunado contra el Covid-19, y si bien dijo que había contraído la enfermedad en diciembre pasado, luego admitió "errores humanos" en la confección de los datos que suministró a Migraciones para ingresar al país.

Djokovic muestra que no podemos terminar con los antivacunas, pero podemos juzgarlos

De esta manera, el serbio no podrá defender su corona en el Abierto de Australia, que comienza el lunes, y en donde podía lograr superar el récords de Grand Slams conquistados, que por ahora comparte con el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer, con 20 títulos cada uno.

La Justicia falló de manera unánime en contra de la situación de Djokovic, y convalidó lo dispuesto por el ministro de Inmigración, Alex Hawke, quien había firmado la deportación del serbio.

El serbio fue acompañado por sus abogados en la audiencia y luego de conocer el fallo, a través de un comunicado, indicó que necesita un tiempo para "descansar y recuperarse", y explicó que "respeta" la decisión de la justicia australiana tras "cooperar" con las autoridades.

"Desafortunadamente durante las últimas semanas el foco (de interés) he sido yo y espero que (ahora) nos podamos centrar en el deporte y el torneo que amo", indicó Djokovic.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, se refirió también a la situación y celebró "la decisión de mantener fuertes" sus "fronteras y mantener seguros a los australianos".

Durante los últimos 11 días la polémica por la situación del número 1 del tenis mundial masculino, quien no obstante se preparaba para afrontar el Australia Open e incluso entrenó con el argentino Federico Coria, acaparó la atención y los familiares de "Nole", que criticaron a las autoridades australianas por cómo lo trataban.

Luego de la anulación del visado, el tenista serbio fue detenido en un hotel por segunda vez desde su ingreso al país, hasta que la Justicia definió su deportación.

Djokovic había llegado al país oceánico con la intención de defender el título en el Aus Open y conseguir el récord de 21 coronas de Grand Slam para despegarse así del español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer.

Su ausencia le abrió la puerta al italiano Salvatore Caruso, clasificado en el puesto 150 del mundo, quien será el "lucky loser" que lo reemplazará en el cuadro principal y deberá enfrentar al serbio Miomir Kecmanovic el lunes.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios