Alta gama

Una bodega entre el cielo y el infierno, con vinos de ángeles, demonios y roble de Croacia

El creador Andrés Ridois inauguró el Arca, en Lujan de Cuyo, dedicada a la microvinificación de partidas seleccionadas como parte de su proyecto Sin Reglas..

Arcángeles. Judas. Purgatorio. Mil demonios. Bar del Infierno... y todo en El Arca. La inspiración bíblica, bastante cercana a la de la Divina Comedia del Dante, es obvia. Son los nombre de los vinos de Andrés Ridois, tanto de su bodega Sin Reglas como de algunos de los que hace al frente de Colosso y Sottano, y del espacio en el que los hace, que inauguró a principios de diciembre con una fiesta que no pasó desapercibida en Mendoza.

Son vinos complejos, "con personalidad", de microvinificaciones con uvas seleccionadas, que pueden ser varietales o blends.... a veces de la misma uva pero de parcelas específicas. Y los del arca tienen en común una particularidad: en vez de volcarse a las tradicionales barricas de roble francés o las de roble americano, "Andresito" eligió el roble esloveno de una tonelería croata.

En Sin Reglas apuntan a crear vinos "con personalidad"

El Arca, en la zona de Alto Agrelo del departamento mendocino de Luján de Cuyo, es el espacio físico de la bodega Sin Reglas de Ridois que, además, administra Colosso Wines y Sottano, todas relacionadas además porque comparten al enólogo Adrián Toledo. La lista de vinos bíblicos incluye etiquetas de un lado y del otro.

Más específicamente, este espacio está en el predio Dragon Black, en una ubicación estratégica para recibir las uvas del Valle de Uco, Agrelo y Perdriel

Por la fiesta de inauguración pasaron más de mil personas, en un evento que arrancó al atardecer con los viñedos al pie de los Andes como escenario imponente y que siguió hasta bastante pasada la medianoche con bandas en vivo, performances con fuego y catas guiadas de los mejores vinos de estas bodegas.

Dedicado a la microvinificación de partidas seleccionadas, El Arca tiene más de 130 tanques de acero inoxidable en pequeños contenedores y una capacidad de 600.000 litros de fermentación en fudres de madera nueva proveniente de los bosques de Eslavonia en Croacia, de la Tonelería Auric.

"Acá ningún vino ni uva pasa por bombas antes de la fermentación. El envejecimiento en fudres, con un leve contacto de la madera debido a su dimensión -asegura Ridois-, garantiza que la madera no enmascare las características del vino, sino que le aporte un componente de sofisticación y el tiempo necesario para que estos grandes vinos argentinos se destaquen a nivel mundial".

Andrés Ridois, cabeza y corazón de vinos de inspiración divina pero Sin Reglas.

En cuanto a la decisión de trabajar con roble esloveno, Toledo explica que la diferencia clave es que el clima más frío de Croacia permite que el roble crezca más lentamente y por eso la madera (y por lo tanto las barricas) tiene poros más finos "que respetan la fruta y el vino". A eso se suma la "decisión técnica de trabajar con fudres de mayor capacidad" para que "el vino sea el protagonista en cada botella y no la madera".

La bodega tiene cuatro naves, una destinada a la fermentación en tanques de acero inoxidable; otra, a la fermentación en fudres; y las dos últimas, al almacenamiento de vinos en barricas y fudres, donde las creaciones de "Andresito" y Toledo esperan antes de ser embotelladas en las diversas etiquetas.

Los vinos Sin Reglas son el propio Sin Reglas, la línea Sin Culpa (que, a instancias de la hija de Ridois, por lo menos intentó crear una cultura de reutilización de botellas nada común en la industria), las seis variedades de Mil Demonios (que deben su nombre a la cantidad de días que pasan antes de ser embotellados) y, en el cielo, los tres Arcángeles (Maalik, Remiel y Sariel), aunque el creador de la bodega saca distintas ediciones "de garage" con blends muy selectos. Mil Demonios tiene además un gin, que en la fiesta podía probarse en el Bar del Infierno adentro de El Arca, con los Andes como marco de una tierra bendecida.

El Bar del Infierno, adentro de El Arca.


Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.