Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Conocé al skater argentino que apuesta por la innovación

El rider divide su tiempo entre los torneos internacionales, las campañas de marketing para posicionar al deporte y la primera asociación que nuclea a los profesionales de la patineta.  

Conocé al skater argentino que apuesta por la innovación

Cuando tenía tan sólo 10 años, su padre le dio $ 100 y se compró su primera patineta “de verdad”. Darío Mattarollo recuerda que, antes de eso, se juntaba con amigos del barrio, con quienes emulaban una pista con cajones y otros inventos que se les ocurrían. Hoy, con 26 años, es uno de los referentes del movimiento skater local que más se destaca en la escena internacional.

Al poco tiempo de tener su skateboard, ganó su primer campeonato. “Desde ese momento le di con todo. Pero recién a los 20 años empecé a vivir de este deporte", cuenta Mattarollo, para detallar que protagaonizar publicidades es una de las estrategias que le permiten mantenerse económicamente. Aunque los esponsores son una parte importante de la movida skater, este nacido en Quilmes asegura que prefiere ser “él sólo contra el mundo” y manejarse directamente con las marcas que avalan sus  presentaciones. El EH?Park, ubicado en Bernal, es su skatepark favorito y hasta la define como “el parque más épico”, ya que es la única sede techada que permite practicar aún los días en los que el clima no acompaña.

A fines de 2016 fue noticia cuando, junto a otros colegas riders, lideró la creación de la Federación Argentina de Skateboarding (FASB). Mattarollo forma parte de la comisión directiva del organismo gestionado “por skaters para skaters”, como aseguraron en su primer comunicado oficial. Una de las principales motivaciones que los llevó a crear la FASB fue desarrollar el skateboarding nacional de cara a su debut como deporte olímpico tanto en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 como en Tokio 2020.

Mattarollo cautivó a todos con sus piruetas en el Hipódromo de Palermo durante el After Sol.

Uno de los principales desafíos de este año para el joven patinetero, que demostró sus habilidades junto al experimentado Luciano Cristóbal en el After organizado por cerveza Sol en el Hipódromo de Palermo, será quedar en los primeros puestos del STU Open, uno de los campeonatos más importantes del circuito internacional. El Copenhagen Open en Dinamarca, el PRAGA Mystic Cup y el Extreme Barcelona son otros de los eventos que Mattarollo tiene en la mira en 2017.

¿Qué haces cuando no está arriba del skate?

Asesoro a un montón de gente de la movida, trato de conseguirles eventos a algunos chicos: soy como una especie de manager para algunos de ellos. También hago cosas en el área de marketing de varias empresas relacionadas con el ambiente del skate. Acabamos de fundar la Federación y estamos generando un montón de lazos para que gente que no es de la movida no se meta en el medio.

¿Cómo ves la infraestructura local de pistas y parques?

Hace como 10 años que hay un boom de pistas y hace cinco que veo que hacen una cada tres meses, poco a poco se están perfeccionando. Por ahora las están haciendo ciertas empresas, aunque es muy difícil mantener un lugar privado. De todas maneras, somos un montón de skaters en todo el país y eso genera que haya bastante movimiento.

¿Qué lugar ocupa la creatividad en los skaters?

Es todo, es lo más importante que tiene el skate. Es crear algo nuevo, todo lo que es innovación implica creatividad.

Andar en patineta implica muchos riesgos también, ¿recordás tu lesión más complicada?

Nunca tuve muchas lesiones, pero me disloqué el fémur dos veces y eso me dejó un tiempo fuera de las pistas. La primera vez en septiembre de 2009 y la otra en febrero de 2016, cuando estuve cuatro meses sin andar. Recuerdo que me abrí de piernas como una bailarina clásica y ahí me lesioné. Por suerte, a los 20 días ya estaba caminando.

¿Qué consejo te hubiera gustado recibir cuándo comenzaste tu carrera de skater?

Lo mejor que puedo aconsejar es que lo disfruten porque las cosas buenas llegan. Van a conocer gente que no es de la movida del skate y lo mejor que pueden hacer es detectar a quienes tengan algún interés de por medio. Yo tuve que hacerme solo. Pero si querés estar enfocado, es así