TURISMO

La playa de Brasil que no conoce ningún argentino: solo entran 500 personas por día y es una joya escondida

Se encuentra en el litoral norte de San Pablo, una zona poco conocida por sus playas. Es solo accesible vía lancha y hay cupos por día.

En esta noticia

San Pablo es conocido por sus enormes rascacielos y su ancha avenida paulista: es el centro neurálgico de los negocios de la región. Menos popular para los argentinos es su litoral norte: kilómetros de costa de aguas cristalinas a dos horas de Buenos Aires.

Algunas de las playas son visitadas por argentinos cuando van de viaje de negocios o simplemente para veranear como opción disidente a Buzios o Floripa: hablamos de Ubatuba, Ilhabela o Bertioga. Pero escondida existe otra joya solo accesible vía lancha y con un cupo de 500 almas por día: Ilha das Couves.

Está escondida y solo se llega caminando: es la playa más linda de Brasil

Dónde queda Ilha das Couves

En rigor, queda en la zona de Ubatuba, conocida por sus islas y sus playas de arena blanca y agua celeste.

Como otras islas de la zona --Prumirim, Isla Porcos o Isla Rachada-- se encuentra más al norte y, por lo tanto, accesible solo a media hora en lancha desde el centro de Ubatuba. Ilha das Couves em São Sebastião- Julio Szoke

Sin embargo, es menos conocida que aquellas y por una buena razón: por la afluencia de turistas, Ilha das Couves tiene acceso restringido durante el día: solo se permiten 500 personas con permiso previo para desembarcar y la cantidad de turistas es supervisada durante el día.

Cuánto cuesta ir a Ilha das Couves

El viaje cuesta 100 reales y dura unos 30 minutos.

Una vez allí, el paisaje es imponente: la playa del desembarco, Praia de Terra, tiene poca costa pero lo compensa con paisajes selváticos que se mezclan con aguas cristalinas y pocas olas. Es una pileta de mar, como lo describen en el lugar por sus aguas tranquilas. 

Ilha das Couves em São Sebastião - Julio Szoke

Si hay tiempo, están las famosas "trilhas" --senderos-- pensados para desembocar en otras playas, incluso más alejadas de la poca infraestructura que se encuentra en el lugar: hay un solo kiosco que dispensa ricas caipirinhas, cervezas y otras bebidas no alcohólicas. 

Además, hay opciones típicas brasileñas para comer como la moqueca de diferentes pescados, todos ellos conseguidos por la comunidad pesquera local. Más fresco no se consigue. Los precios rondan los 35 reales (unos u$s 9).

Dónde quedarse

No hay hoteles ni opciones de camping: solo se puede ir a pasar el día y volver por la tarde a Ubatuba donde sí hay una variedad de posadas y hoteles para todos los presupuestos.

Qué hacer en Ilha das Couves

¿Qué hacer una vez ahí además de nadar y comer? Snorkel, por ejemplo, para ver los peces de colores que habitan. Para eso es importante llevar el equipamiento adecuado, como antiparras o patas de rana. También puede practicarse el stand up paddle, gracias a las aguas tranquilas de la isla. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.