Alimentos

McCain invirtió u$s 100 M y abrió su planta de papas fritas en Brasil: qué pasará con el negocio en Argentina

El mercado brasileño representa un 75% de las exportaciones de la filial argentina de la empresa. Cómo incidieron las retenciones en este proyecto.

La canadiense McCain pisa el acelerador en Brasil, su principal mercado en la región. Hace algunas semanas inauguró una planta en Araxá, en el estado de Minas Gerais. Había sido anunciada en 2019 y demandó una inversión de u$s 100 millones. Anteriormente, el mercado brasileño se abastecía, en su mayoría, de papas prefritas congeladas importadas desde Argentina.

"Sufrimos con las retenciones porque exportamos el 70% del total del volumen que producimos en el país", asegura Diego Peña, director general para Cono Sur de McCain. La compañía llegó en 1995 a la Argentina y cuenta con una planta en Balcarce con capacidad para producir 220.000 toneladas de papas bastón por año. En tanto, su flamante fábrica brasileña tiene capacidad para 100.000 toneladas anuales.

El dilema de las retenciones

En 2019, fuentes cercanas a la firma habían confirmado que el proyecto en Minas Gerais estaba íntimamente relacionado con el retorno de los derechos de exportación a fines del año anterior. "Se podría montar esa línea en la Argentina, pero por las condiciones no se puede", comentaron en aquel entonces. Luego, la pandemia postergó los planes y la fábrica recién pudo inaugurarse en julio de 2022.

En Balcarce compra 440.000 toneladas de papa por año.

Desde su sede en Balcarce, la operación local de McCain abastecía a varios de los mercados regionales, como Uruguay, Chile y, por supuesto, Brasil. Este último, detallan, representa un 75% de sus envíos al exterior. No obstante, Peña afirma que la nueva planta en Araxá no implicará una reducción de las exportaciones desde la filial argentina. "Necesitamos tenerla ahí para crecer. No va a impactar en el volumen de exportaciones a Brasil", confirma. En total, la subsidiaria nacional genera u$s 150 millones en ingresos por estos envíos.

Brasil, el foco de la papa argentina

Desde el segmento aseguran que Brasil es un mercado "súper consumidor" de papa congelada. "Acá el consumo per cápita de papa prefrita congelada es de 2 kilos por persona por año y en Brasil es de 3,5 kilos. Se envía mucho porque en Argentina hay disponibilidad de papa de buena calidad y a precio accesible casi todo el año", comenta el ejecutivo.

Diego Peña, número uno de McCain para Cono Sur.

No por nada los principales jugadores a nivel mundial se disputan el mercado brasileño desde la Argentina. Por caso, la estadounidense Simplot desembarcó en el país en 2019 con un plan de inversiones de u$s 140 millones. Esta compañía exporta un 75% de su producción y su principal cliente es Brasil. Y su compatriota Lamb Weston también proyecta armar una planta en Mar del Plata con foco en ese país.

Los nuevos negocios de McCain

En Argentina, el 75% del volumen de negocio de McCain pasa por el consumo fuera del hogar, es decir, restaurantes, bares, hamburgueserías y cadenas fast food. No obstante, remarca Peña, en ese segmento, exceptuando a clientes de peso como McDonald's, la penetración de las papas congeladas no supera el 30%. Por su parte, 8 de cada 10 hogares aun compran, pelan y fríen papas frescas.

"Cerramos el ejercicio fiscal en junio pasado con un crecimiento del 40% fuera del hogar en Argentina y del 23% en el segmento masivo. La proyección es continuar creciendo porque vemos que hay espacio para ganar penetración", analiza el directivo.

Pickers, la línea de appetizers que McCain lanzó en 2021. Se enfocan en el negocio gastronómico.

Las papas, entre bastones, formados y escamas, representan un 90% de sus ventas, pero en el último tiempo incorporó nuevas unidades de negocio. Durante la pandemia lanzó su tienda online y ahí vende otros productos, como vegetales congelados, los cuales importa desde Bélgica. "Los tenemos hace unos cuatro años, aunque solo se los vendíamos a food service y no a retail. Nunca me cerró el negocio de ir a retail porque teníamos que invertir mucho en posicionarnos como marca de vegetales", explica. El año pasado incorporaron Pickers, una línea de appetizers que le venden a locales gastronómicos, aunque no descartan llegar también a los hogares. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios