Historias de marcas

Impuso el "sonido del éxito", tuvo millones de clientes y desapareció del mercado

Nextel nació en los Estados Unidos y llegó a tener 2 millones de usuarios en el mercado argentino. La oportunidad de negocio que descubrieron sus fundadores.

En esta noticia

Prip. Se escuchaba en los taxis, comercios y, a veces, en la calle. Para muchos era simplemente el ruido de las radios alertando un llamado. En cambio, para Nextel era el sonido del éxito. La compañía llegó a tener 2 millones de usuarios en la Argentina con su servicio push to talk y coronó su popularidad con una curiosa publicidad protagonizada por Pablo Rago. Sin embargo, nunca llegó a tener una participación determinante en el mercado y desapareció de la escena en 2018. ¿Qué sucedió con la marca?

Morgan O'Brien estudió Derecho y durante nueve años trabajó en la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés). Su experiencia en el organismo lo llevó a descubrir una oportunidad dentro del negocio de las telecomunicaciones.

Morgan O'Brien cofundó Nextel en 1987 junto a un grupo de socios.

Comprar una licencia de radiofrecuencia costaba una fracción del precio que se pagaba por una licencia celular y ambas utilizaban la misma frecuencia. O'Brien se dio cuenta de que si compraba una buena cantidad de licencias de radio en grandes ciudades, las combinaba y les sumaba tecnología, podía usarlas de la misma forma en la que las utilizaban las empresas de telefonía celular. El abogado llamó a Brian McAuley, entonces VP de la telefónica East Coast, y se asociaron en 1987 para fundar FleetCall.

El poder de la radio

Los emprendedores empezaron a comprar licencias en Nueva York y Chicago. Lo hicieron en voz baja y sin levantar la perdiz. Una vez acumulado un buen pool, pidieron una reunión con Motorola. Sabían que la compañía podía ser un gran aliado o un rival feroz.

Motorola no solo les proveyó equipos y préstamos para financiar su crecimiento, sino que los conectó con otras compañías, por caso Matsushita Electric, que aportaron capital para el lanzamiento del proyecto. En 1993, ya rebautizada como Nextel, la sociedad le compró todas sus licencias de radio a Motorola a cambio de ceder un 20% de su paquete accionario.

Nextel Communications se vendió a Sprint por u$s 35.000 millones en 2005.

Nextel Communications no era la empresa más grande del negocio, sin embargo movió el avispero al impulsar las comunicaciones inalámbricas en los Estados Unidos. Además, fue la primera en ofrecer llamadas ilimitadas a su base de clientes. Primero apostó por los usuarios corporativos, en particular empresas de transporte, y luego lanzó un teléfono móvil que funcionaba como radio, bíper y celular.

Llegada a la Argentina

Nextel dio su paso a la Argentina en 1998. La filial local dependía de NII Holdings, que era una subsidiaria de casa matriz. Su servicio push to talk solo tenía la competencia de Movilink, de Movicom.

Poco a poco fue expandiéndose en el territorio local sumando clientes y cobertura. Para 2004 ya contaba con 300.000 usuarios y operaba en Buenos Aires, Córdoba, San Luis, Mar del Plata y Rosario. Ese mismo año, la estadounidense Sprint anunció la compra de Nextel Communications por u$s 35.000 millones. Su principal interés era tener acceso a su red de clientes corporativos, un negocio más lucrativo e interesante que el de los individuos.

Entre 2003 y 2004 Nextel invirtió $ 185 millones en el mercado argentino y en 2005 desembolsó $ 165 millones. La firma alcanzó los 780.000 usuarios en 2007 con una inyección de $ 208 millones.

La compañía llegó a tener casi 2 millones de usuarios en la Argentina.

El crecimiento de la marca estuvo acompañado de una gran campaña de marketing. Uno de sus puntos altos fue el spot "Prip, el sonido del éxito" en el cual se jugaba con las letras del famoso ruido de la radio. La estrella del comercial era Pablo Rago, intrépido polista y la cortina musical de "The Rythm of the night".

Reestructuración y venta

Pero en 2013 NII Holdings anunció que buscaba opciones para su negocio local. Buscaba un socio estratégico o una venta parcial de sus activos. El principal motivo, esgrimían, era la imposibilidad de ofrecer el servicio 4G para sus casi 2 millones de clientes. A esto se le sumó que al año siguiente su casa matriz inició un procedimiento para reestructurar una deuda de más de u$s 4300 millones. Desde la filial argentina aseguraban que esto no afectaba su día a día.

Una vez finalizada la reestructuración, que incluyó la venta de sus operaciones en México, Perú y Chile, NII Holdings ratificó su intención de vender Nextel Argentina. La competencia con Claro y Movistar era despareja, ya que sus rivales contaban con más de 20 millones de usuarios.

Grupo Clarín compró el 100% de la filial argentina en enero de 2016.

En septiembre de 2015 Grupo Clarín compró un 49% del paquete accionario de la empresa por u$s 165 millones y cuatro meses más tarde se quedó con el 100 por ciento. A principios de 2017 obtuvo luz verde de Enacom para ofrecer 4G y triple play, pero eso implicaba un cambio.

Cablevisión había firmado con Sprint un compromiso para utilizar la marca hasta el lanzamiento de la red 4G, por lo que a partir de 2018 tuvo que dejar de usarla. Esto marcó el fin de Nextel en la Argentina.

Temas relacionados
Más noticias de historias de marcas

Las más leídas de Apertura

Las más leídas de Negocios

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.