Marcas argentinas

El francés que inventó el café que toman todos y creó una marca de chocolate histórica

Águila comenzó como un comercio de café y llegó a tener más de 100 productos hasta que se especializó en el mundo chocolatero.

El francés Abel Saint abrió un negocio de tostado de café y, si bien se convirtió en un innovador en esta materia, el éxito le llegó de la mano del chocolate. A través de su marca Águila se movió por varios rubros y productos hasta encontrar su lugar en el mundo del cacao, en particular con el chocolate en taza. Desde 1993 la etiqueta está en manos de la alimenticia Arcor, pero su historia comenzó hace más de 100 años.

Saint nació en 1845 en Francia, donde se casó y tuvo dos hijos, Henri y Paul. A sus 30 años decidió buscar otros rumbos y se mudó con toda su familia a Buenos Aires. Ahí abrió un comercio de café en 1880.

Después del café, Saint incursionó en el negocio del chocolate en taza

Hasta ese momento los granos de café se tostaban puros y se utilizaban diversas técnicas para reducir su acidez. Sin embargo, Saint innovó tostando el café con azúcar y, de esta manera, introdujo en el mercado local lo que hoy se conoce como café torrado. Con su creación fue abriendo locales en todo el país al mismo tiempo realizaba sus primeras pruebas para vender chocolate en taza.

La fábrica del águila

Su negocio creció tanto que en 1894 adquirió un terreno en Barracas donde pensaba instalar su nueva fábrica. La misma se volvió un spot icónico en la ciudad con su cartel de "El Águila" tallado sobre la ochava y custodiado por un águila de cemento sobre la cornisa superior. Si bien hoy ese lugar es ocupado por un supermercado, este conservó el aspecto original de la planta.

El fundador de la compañía murió joven en 1894 y sus hijos se hicieron cargo del negocio. Ellos potenciaron el negocio chocolatero con más productos, desde bombones, chocolatines y golosinas. La firma llegó a tener más de 100 productos distintos más allá del café y chocolate, como dulces, yerba mate e incluso helados, bajo la marca Laponia.

Expansión y publicidad

En 1905 Henri y Paul se trasladan a Uruguay para abrir su filial en Montevideo y así también sumar presencia en Paraguay. En tanto, la marca apostó por dos vías para darse a conocer: la vía pública y los vendedores ambulantes

Por un lado invirtió en publicidades en medios de comunicación y, por el otro, le proveía de bandejas a vendedores para que ofrecieran sus productos en teatros, plazas y otros sitios.

Ahora se enfoca en chocolate y repostería, pero en algún momento Águila supo tener un portfolio variado

Luego, en los 80, llegó el turno de la televisión con una serie de spots protagonizados por el carismático músico cubano, Rigoberto. Para esa época Águila ya había adoptado su logo clásico y el rosa como su color característico. 

La era Arcor

La alimenticia cordobesa compró Águila Saint en 1993. Ese mismo año Luis Pagani había asumido la directora ejecutiva de la compañía. "A nosotros nos aportó mucho. Por un lado, el expertise de chocolate. Estamos haciendo chocolates muy buenos gracias a eso", aseguraron desde la empresa en 2015, en diálogo con El Cronista.

En los 90, Arcor lanzó varios productos bajo el paraguas de Águila que luego los bautizó con su logo. Así fue como apareció Tofi y las líneas de galletitas Maná, Saladix y Serranas. 

Hoy la marca se destaca por sus líneas de repostería hogareña e industrial con chocolate taza, baño de repostería, chispas de chocolate y salsas. Asimismo, tiene presencia con productos terminados con bombones, bocaditos y, en particular, los alfajores minitorta.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios