Lanzamiento

Con un nuevo café premium Cabrales apuesta al consumo hogareño

Lanzó Vita, un café tope de gama, de estilo italiano, para captar a los amantes de esta infusión. Martín Cabrales adelantó los nuevos proyectos de inversión previstos para sustituir importaciones.

La empresa argentina de café Cabrales acaba de lanzar un nuevo café premium, en grano y molido, con el que apunta a captar a los consumidores más sofisticados, en un contexto donde el consumo hogareño de café sigue en alza.

La empresa está invirtiendo $ 30 millones en nuevas líneas de empaquetado para café tostado, a partir del lanzamiento de su nueva línea premium Vita, de estilo italiano, pero que también utilizará para otros productos tostados destinados al consumo en el hogar. 

Además, prevé realizar nuevas inversiones para comenzar a elaborar en su planta marplatense las cápsulas compatibles con Nespresso, de modo de continuar ampliando la sustitución de importaciones, en un contexto de dólar alto y en el que el precio del café, a nivel internacional, aumentó un 90% su valor en lo que va del año.

Dow anunció el cierre de su planta de San Lorenzo y el éxodo de empresas no se detiene

"Lanzamos Vita para los amantes del café que buscan un producto distinto, de estilo italiano, tostado, sin agregado de azúcar, con una acidez media. Es un café tope de gama, un blend de distintas regiones de Brasil, Colombia y Costa Rica, que pueden ya conseguir en supermercados y en nuestros locales y online, con un grado de tostación medio alta, como en Italia", explicó Martín Cabrales, vicepresidente de la empresa familiar marplatense.

Vita se vende molido o en grano, en paquetes de 250 gramos a $ 490 al público -de 10% a 15% más que otros productos-, tiene un sabor achocolatado con aroma dulce, por la tostación de granos al estilo italiano; cuenta con sabores refinados, como miel, caramelo, cacao y frutos secos, con una acidez media en boca, explicó el empresario. Por el momento, no está disponible en cápsulas, pero no se descarta, en función del crecimiento de ese segmento.

Así, apunta a sumar una mayor oferta al mercado hogareño, para un sector de alto poder adquisitivo, cuyo consumo creció con la pandemia, pero no llegó a compensar la fuerte baja vivida por el cierre de cafeterías, bares, restaurantes y hoteles, canales a los que vendía cerca de la mitad de su café.

"Se nota aún una mayor demanda dentro del hogar, que creció de 15% a 20%. Con las reaperturas de los comercios, se está recuperando el consumo en cafeterías; y el frío también ayuda mucho al consumo de café: se consume de 15% a 20% más. Sin embargo y pese a la reactivación, hoy fuera del hogar el consumo está en un 70% del nivel previo a la pandemia. Llegó a caer un 90%; aún está un 30% por debajo, todavía falta. Cerraron 20.000 establecimientos, los que funcionan lo hacen con protocolos y aún no pudo arrancar la hotelería, porque el turismo está muy afectado y es lo último que se va a recuperar", explicó Cabrales.

Las empresas de café enfrentan, además, un fuerte alza del precio de la materia prima a nivel global. "En lo que va del año, el café aumentó un 90%, en el último tiempo un 30%, primero por sequías, luego por heladas en Brasil, por el cambio climático. La Argentina no produce café verde, todo es importado. Pero no habrá desabastecimiento. Hay más demanda, pero suficiente para abastecer al consumo. Sí es un tema complejo, porque los precios en la Argentina están atrasados con respecto a los valores internacionales. No se puede ajustar a la par de la materia prima porque, si lo hacemos, no hay demanda", aclaró Cabrales

A ese mayor valor internacional del commodity, se suma la depreciación del peso frente al dólar, lo cual torna aún más difícil la ecuación para las empresas de café que operan en la Argentina.

Argüelles, de Sidus: "Mi empresa vale un tercio menos de lo que valdría en Australia"

"Es difícil trabajar en este contexto; aumentamos los precios muy por debajo de esos valores. Pero Cabrales cumple 80 años este año, es una empresa sólida y austera, que siempre está atenta a las necesidades del consumidor. Los productos premium, como Vita, ayudan en este contexto, pero son de nicho, no masivos ni de gran volumen. Requieren de inversión. Estamos invirtiendo $ 30 millones en líneas de empaquetado, para aumentar la capacidad en café tostado. Ya agregamos más líneas y se sumarán más", adelantó Cabrales.

La empresa, además, trabaja en ampliar la sustitución de importaciones, para generar más trabajo dentro del país y mitigar el impacto de un dólar alto. "Ya hacemos el 100% de las cápsulas Dolce Gusto en el país. Ahora, estamos evaluando invertir para comenzar a producir también las cápsulas compatibles con Nespresso, de modo de sustituir importaciones. Ya empezamos a hacer algunas pocas acá, pero la idea es tratar de sustituir la mayora cantidad posible de importaciones. Si el país nos lo permite y accedemos a créditos, vamos a hacerlo en lo que resta del año o a inicios del año próximos en líneas para elaborar estas cápsulas, con alto valor agregado, que requieren de máquinas diferentes que las Dolce Gusto", adelantó el empresario.

"Los tiempos no dependen de nosotros, sino de la fabricación de la máquina, de su importación y de conseguir créditos. Somos una empresa familiar mediana, con recursos medidos. Si bien hay más líneas de crédito que hace cuatro años, no son del todo baratas; aún no tenemos las tasas que se ofrecen a nivel internacional, pero yo me financio en el país", aclaró. 

Y agregó que, de poder concretarlo, le "encantaría poder exportar". "La Argentina necesita exportar alimentos con valor agregado; nosotros ya exportamos, pero poco, a Chile, Paraguay, Uruguay, Perú, Bolivia y algo a Estados Unidos", comentó.

Para lo que resta del año, el empresario es optimista. "Si sigue avanzando la vacunación, habrá más reactivación. Esperamos que se pueda recuperar el turismo y la hotelería, que están muy castigados. Pero también se necesita que la moneda se estabilice, que el peso se aprecie frente al dólar y baje la inflación", agregó.

"Hay que tratar de convertir el rebote post pandemia en crecimiento; pero para eso necesita estabilidad en el tiempo, para poder proyectar", aclaró Cabrales.

La empresa cerrará, en volumen, por encima de 2019, previo a la pandemia, gracias al crecimiento del consumo hogareño y al haber incrementado su share de mercado. Pero, también, gracias a la creciente reactivación de confiterías, cafeterías, bares y restaurantes, canales a los que vende el 50% de sus productos y cuyo cierre, por la pandemia, había afectado fuertemente sus ventas.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

SN

Sol Narosky