Germán Wilson: "Vaca Muerta depende de inversiones extranjeras y un marco de negocios con cierta tranquilidad"

El número uno de Finning, importadora oficial de Caterpillar en el país, prevé cerrar el año "empatado". Espera un repunte de Vaca Muerta

Germán Wilson, Vicepresidente de Operaciones de Finning Argentina, es el responsable oficial de la importación, reparación y servicios vinculados a equipos Caterpillar en el país. La firma tiene más de u$s 40 millones de inventario y la evolución de su compañía se basa en la recuperación de la minería, la obra pública y el sector petrolero; los tres muy golpeados con la pandemia.

Dice que ya ve algunos "brotes verdes" y que creció la demanda de equipos porque las compañías se dolarizan.

¿Cómo cierra del año le espera a la empresa?

Nuestra industria viene de años anteriores complejos pero nosotros vinimos trabajando en poder ir ajustando el modelo de negocios más allá de tamaño. Las máquinas se importan el 100% pero estamos metidos en la cadena de valor productiva, con reparaciones de cientos de millones de dólares. Entre repuestos y equipos tenemos un inventario en el país de más de u$s 40 millones.

Qué la sede central esté en Chile y no en Argentina ¿está vinculada a la estabilidad?

Es por una cuestión de escala de la minería. Chile representa el 75% de negocios de la región, un porcentaje que creció con Argentina complicada.

¿Cuál es hoy el sector al que más apuesta en el país?

Tenemos minería, construcción y energía. Este es un año muy complicado para todos. En el segundo semestre se retomaron obras de contratos existentes pero no de forma potente. Minería es un mercado pequeño pero muy estable. Es llamativo que no se potencie el desarrollo minero con los recursos que tiene Argentina.

 

 

¿El sector petrolero tiene más potencial?

En oil & gas estamos viendo alguna leve recuperación a partir del Plan Gas en los segmentos de fractura y perforación que estaban parados.

¿Apunta a Vaca Muerta?

Allí empieza a haber más fracturas pero también en la explotación tradicional se quiere tomar un dinamismo que a lo mejor en la administración anterior no fue tanto foco. El desarrollo de Vaca Muerta depende del ingreso de inversiones extranjeras. En la medida que el marco de negocios de cierta tranquilidad, el proceso debería acelerarse. El potencial está y la Argentina todavía importa gas para consumo local, es increíble.

¿Entonces es optimista para 2021?

No esperamos una gran recuperación. Es un año complejo, la pandemia sumado al impacto de los impuestos lo hace difícil. Además, los activos son bienes de capital que están dolarizados y depende de qué país se importan varía mucho los márgenes. En 2021 veo una realidad parecida a la que estamos viendo, con un repunte muy moderado y alto grado de incertidumbre, lo que lo hace complejo. Es difícil que el escenario tenga una mejora muy significativa porque tienen que pasar muchas cosas al mismo tiempo y no veo que suceda en el corto plazo.

¿El balance la compañía cierra en rojo?

El primer semestre fue muy duro, con resultados negativos muy complicados. El repunte de los últimos meses nos permite ver un segundo semestre más tranquilo que nos deja cerrar el año empatados. Seremos capaces de no tener pérdidas pero muy lejos de ser un año normal. Lo más importante hoy es que estos primeros brotes verdes se terminen de consolidar y lo segundo es que haya un mínimo de estabilidad que permita ir proyectando. Al ser inversiones grandes de bienes de capital, el contexto influye mucho. La brecha cambiaria es una amenaza en ese contexto. Es complejo porque beneficia pero también la incertidumbre incide negativamente en los grandes proyectos. Los equipos cuestan varios millones de dólares y se compran con cuatro o cinco meses de anticipación. La incertidumbre demora las decisiones de compra, hay que ir monitoreando el dólar y los precios de reposición.

 

¿La reactivación de la obra pública le permite proyectar una mejora?

Hay menos actividad pero el gobierno anunció un crecimiento de 80% en obra pública nacional, sobre una base pequeña. Si eso va generando nuevos proyectos puede ser un estímulo adicional a la actividad. Los proyectos que se están reactivando son a mediano plazo. Una reactivación mayor tiene que ver con que la ejecución del presupuesto de obra pública pueda traer nuevos proyectos que generen mayor dinamismo de la economía.

¿Qué proyección hace sobre precios?

Pensamos en que tenemos que bajar el costo de producir para poder traspasárselo a nuestros clientes, utilizar la tecnología para ser eficientes. Lo importante es que todos los anuncios que se hacen se hagan tangibles. Por ahora es bueno el potencial pero hay que ver sobre la práctica, porque ahí se toman las decisiones de negocios.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios