PALABRA DE CEO

El secreto de la panadería premium que abre locales en Argentina, Uruguay y 'kioscos' en Mercado Libre

La cadena de panaderías Le Pain Quotidien encara un intensivo plan de expansión dentro de la Argentina y Uruguay. Federico Lantaron, el número uno de la marca en la región rioplatense, proyectó 8 aperturas este año, incluso en su modelo 'in company' que ya tiene mucha demanda. Pide una revisión impositiva del sector

Ya cuenta con 24 locales y su ambicioso plan es abrir este año cinco más en el país y al menos otros cinco el año próximo en Uruguay. La cadena de panaderías premium Le Pain Quotidien se encuentra en plena expansión, también con un modelo de 'kioscos in company' con el que debutó en las oficinas de Mercado Libre y ya es un boom. 

"Los locales conservan intacto el concepto original, que nació en Bélgica y se puede experimentar de la misma forma en Buenos Aires, en París o Manhattan", dice Federico Lantaron, el socio que comanda la compañía en Argentina y Uruguay como CEO, en diálogo con El Cronista.

Así es. Le Pain Quotidien es una cadena de confiterías que nació en Bélgica hace tres décadas. La marca fue un invento del chef de ese origen, Alan Coumont, que impuso el pan de masamadre y de elaboración artesanal -como el que se comía en la Edad Media- como protagonista de recetas simples y que pueden disfrutarse en ambientes cálidos y orgánicos, entre muebles de maderas nobles y mesas comunales para reunirse y compartir.

Con esas mismas características de aquella primera panadería en Bruselas, Le Pain Quotidien se dispersó por el mundo, y con el empuje de un inversor de Wall Street que la convirtió en una marca global, llegó a 20 países.

Esta cadena del 'pan de cada día', la traducción al español de la marca, desembarcó en la Argentina en 2012 de la mano de un grupo de socios que la hicieron multiplicarse. Lantaron es uno de los cuatro socios actuales, y maneja la compañía en el Río de la Plata. 

La marca en la Argentina comenzó con un pequeño centro de producción, en su primer local, y a partir de allí creció sin descanso. En 2018, compró un centro de producción en el barrio porteño de Belgrano de 2200 metros cuadrados que les permitió aumentar exponencialmente la capacidad de abastecimiento y después de haber pasado seis años ofreciendo esa producción en sus locales propios, pensar en franquiciar. Eso, según Lantaron, garantiza la calidad de la marca y que no haya fisuras entre distintos locales de Le Pain Quotidien.

¿Qué proyecciones de aperturas de locales tiene para este año?

Abriremos de acá a fin de año cinco locales, uno propio y cuatro franquicias. A partir de ahora creemos que el crecimiento que vamos a tener será 80% en franquicias y 20% locales propios.

¿Hoy el negocio de las franquicias es el que más les reditúa?

Fuimos muy reacios a franquiciar porque teníamos la idea de que una marca como la nuestras, tan cuidada, que está en el detalle y donde todo se pone en servicio a la calidad, no puede dejarse en cualquier mano.

Ahora, con un equipo de operaciones con tanta experiencia y el mismo equipo de arquitectura y diseño que hizo nuestros locales, sabemos que estamos preparados para franquiciar. Tenemos igual mucho cuidado a la hora de elegir franquiciados. Ponemos una barrera de entrada alta y le abastecemos el 90% de los productos que venden. De esa manera cuidamos la marca. Y vamos creciendo a la par, con franquicias y locales propios. Hoy tenemos 13 locales propios y 11 franquicias.

¿Cómo es el negocio para el franquiciado?

Cobramos 6% de la facturación neta  en regalías y la inversión necesaria es muy similar a la de otras marcas del segmento. Estimamos que en dos años y medio se puede recuperar la inversión. Lo que si es destacable es que tenemos acá un modelo que es el primero en el mundo dentro de Le Pain Quotidien. Somos el primero de los 20 países donde está la marca en subfranquiciar locales y por el éxito argentino ahora lo van a reproducir en otros países.

¿Evalúan expandirse por a más ciudades argentinas?

Hoy estamos concentrados en la Ciudad de Buenos Aires y Corredor Norte, pero también tenemos una franquicia Mar del Plata y esta semana abrimos una franquicia en City Bell, en el paseo comercial que proliferó mucho en pandemia y con mucha afluencia de gente de los countries de la zona. Nuestro público suele ser ABC 1.

Sin duda, a partir de esta prueba en La Plata, el año que viene vamos a estar en Mendoza, Córdoba -donde ya estuve viendo locales y estamos avanzados- y seguramente el Rosario también. Serían franquicias.

¿Esa expansión les demanda inversiones?

Estamos preparando y equipando mucho a nuestra fábrica para poder llegar con productos congelados a prácticamente todo el país, que se regenerarían en el destino. En la planta invertimos $ 70 millones en equipamiento, con un crédito del Banco Nación para Pymes. Ese capital también lo usamos para acondicionar las terrazas de los locales porque se demandó en pandemia y es un cambio que ya vimos que el consumidor agradece.

¿Ya se superó el impacto tuvo la cuarentena?

La situación es obviamente delicada todavía. Pero creo que es muy favorable en el mediano y largo plazo. Todavía seguimos con ayuda estatal, seguimos con los Repro porque todavía estamos con facturaciones más bajas que pre pandemia. En locales a la calle en un 75%, algunos 70%, de lo que era el 2019 comparar los tickets, en cantidad clientes que es la verdadera manera de medirlo. En locales de centros comerciales estamos en un 50-60% abajo. Y comparo con 2019 que no fue un buen año, ya venía con una caída, con recesión en el sector. Aún así, ahora venimos creciendo mes a mes y llega la primavera que siempre es positiva, si hay una segunda ola o la Delta creo que está tendencia va a ser a la mejora.

¿Cómo cierra el balance de la empresa este año?

En 2021, contando con ayuda estatal por supuesto, soy optimista que vamos a cerrar en verde. El año pasado cerramos break even. El balance nos cerró bien por un tema contable pero sino hubiéramos cerrado con ebidta negativo de un 5%.

¿Piensan abrirse a nuevos negocios?

Tenemos probablemente la fábrica de productos artesanales más grande del Cono Sur, con una muy amplia capacidad productiva y somos competitivos. No solo podemos abastecernos internamente sino también podemos hacer una venta vía terceros y estamos desarrollando ese negocios. Arrancamos este año y vamos a ampliarlo.

También hicimos algunos locales 'in company', que es algo nuevo a lo que le está yendo muy bien. Abrimos un local pequeño nuestro dentro de las oficinas de Mercado Libre, en el polo Dot, y estamos abriendo un segundo en el centro de distribución de Mercado Libre en octubre. Lo interesante es que ahora muchas empresas nos están llamando para para hacer algo parecido, kioscos de Le Pain Quotidien que evidente dentro de una compañía son valorados por la practicidad y porque es comida sana, orgánica. Realmente funciona muy bien desde todo punto de vista y es un nuevo canal dónde ponemos fichas. También armamos uno de estos locales en Wework.

¿Y en cuanto a los productos?

Estamos invirtiendo en tecnología para hacer nuestros propios jugos en prensa en frío. También la tecnología nos permite automatizar sin perder lo artesanal pero creciendo en escala.

¿La situación en Uruguay es similar a la Argentina?

En Uruguay está en nuestros planes desembarcar en 2022. Estamos definiendo el modelo de negocio en Uruguay, si vamos nosotros como empresa y lo operamos o si franquiciamos el mercado. Lo más probable es que vayamos nosotros como como grupos inversores y como operadores; quizás nos apalanquemos con algún socio local.

¿Hay interesados?

Si, completamente. La marca tiene mucha presencia en la Argentina pero también en Estados Unidos y Europa, así que el público de Uruguay la tiene presente. Además, están explotando las inversiones incluso de argentinos allá, en el Real Estate, private equity, así que tenemos muy buenas expectativas.

¿Sería Montevideo y Punta del Este?

Si, serían cuatro o cinco locales en Montevideo y uno en Punta del Este.

¿Qué es lo que más afecta hoy los negocios en Argentina?

Ante la demanda que tenemos y nuestra intención de seguir creciendo, creemos que es fundamental hacer una una revisión de la carga tributaria tiene este sector porque es terrible. Cuanto más se aliviana la carga tributaria más capacidad de crecimiento hay y somos uno de los principales generadores de empleo, incluso del primer empleo. Ingresos Brutos, por caso, es muy regresivo; el IVA es momento de revisarlo; los aportes son muy grandes. Y todo junto es muy fuerte. Por otro lado, gracias a que hacemos todos los productos de manera local, no dependemos del tipo de cambio ni temas de importación que puedan perjudicar.

De la Hepatalgina a 'enfermedades raras': el camino de Takeda en Argentina y una vacuna esperada pronta a llegar

¿El crecimiento de la empresa conlleva contratación de empleados?

Si. Somos 315 y estamos volviendo a contratar. Ahora, personal para la fábrica y las franquicias que van abriendo, van contratando bastante gente. Este año vamos a haber abierto 8 locales nuevos.

¿Cómo están los locales de los aeropuertos, que tanto tiempo estuvieron paralizados por los vuelos restringidos?

Tenemos tres locales en Ezeiza y dos en Aeroparque, todo franquiciados. Ezeiza estuvo muy quieto pero Aeroparque fue el que primero estuvo levantando y la verdad que está funcionando bien. En la nueva terminal de Ezeiza tenemos un local nuevo que no se llegó a inaugurar por la pandemia y estamos esperando que ya abra.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios