Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La otra cara de México D.F.

La capital mexicana alberga una zona donde el espíritu bohemio y sus edificios de estilo neoclásico invitan a conocer otra faceta de la ciudad: Colonia Condesa. Allí, un hotel boutique sorprende con un diseño único y un servicio de primer nivel.

La otra cara de México D.F.

En una calle completamente arbolada de la ciudad de México, entre las construcciones históricas características de la Colonia Condesa, se levanta un alojamiento que atrapa todas las miradas, locales e internacionales: Condesa DF. Se trata de un hotel de diseño vanguardista y contemporáneo emplazado en un edificio de estilo neoclásico francés de 1928 que fue totalmente remodelado por dentro, pero conserva su tradicional fachada prácticamente intacta. Una de sus particularidades es que está situado en una esquina, en la intersección de la avenida Veracruz y Guadalajara, por lo que su arquitectura y la forma en que el espacio fue utilizado son aún más sorprendentes y originales.
Condesa DF está integrado por seis habitaciones amplias y diferentes entre sí (Patio, Balcony Room, Balcony Suite, Terrace Suite, Corner Suite y Top Suite) que cuentan con todas las comodidades y fueron bautizadas de acuerdo a su ubicación en el edificio.
Sin ser exageradamente caro (alrededor de u$s 175 por noche), es el toque de sofisticación que todo viajero quiere de una ciudad: colores vivos, diseño de vanguardia, ambiente genuino y descontracturado y muy buenos servicios para el viajero.
Con respecto a la gastronomía, el patio del hotel invita a disfrutar -entre grandes plantas y bajo las estrellas- una selección de platos producto de la fusión de la cocina japonesa y mexicana creados por el chef Keisuke Harada, oriundo de Japón. El Healthy Bar ofrece un menú de sushi y bebidas saludables perfecto para disfrutar mientras se contemplan las vistas del Castillo de Chapultepec y del Parque España. Sin dudas, la terraza con su mobiliario súper moderno destinado al relax de los visitantes es un sitio único en la ciudad de México. En la planta baja, hay un espacio moderno y versátil donde pueden realizarse cócteles y reuniones de trabajo en un ambiente cálido y diferente.
Además, el hotel cuenta con bicicletas disponibles para todos los huéspedes, quienes pueden recorrer pedaleando la zona más bohemia del D.F. De hecho, Colonia Condesa se caracteriza por albergar una infinidad de restaurantes, librerías, cafés tipo parisinos, galerías de arte, boutiques de moda, centros culturales y diversas áreas verdes.
Por su patrimonio arquitectónico, esta zona centenaria atrae visitantes de varios puntos de la ciudad que se acercan a pasear bajo sus árboles de flores lilas y blancas.
En fin; Condesa DF es una gran excusa para conocer una parte de la ciudad que es mucho menos tenida en cuenta por los turistas de lo que debería. n 3D